El representante legal de Juan Arrom y Anuncio Martí, Rubén Lisboa, manifestó que los pasos procesales en Bra­sil todavía no están agotados. Si bien la Comisión Nacional de Refugiados (Conare) deci­dió revocarles el estatus de refugiados a sus defendidos, tanto Arrom, Martí como Víctor Colmán, presenta­ron una apelación y por lo tanto aguardan la decisión del ministro de Justicia bra­sileño, Sergio Moro, quien tiene 15 días para responder.

En caso que el Ministerio de Justicia firme a favor de la revocatoria, podrían recurrir al Superior Tribunal Fede­ral (STF). Dijo también que la apelación es un acto admi­nistrativo y que todavía no se entra en la parte propiamente judicial. Explicó que sí tienen plazos para los que presen­tan recursos, no así para los jueces que emiten sus fallos.

“Todavía los pasos procesales no están agotados en Brasil. Se tendrán que ir agotando las instancias y finalmente esperar la decisión definitiva de las autoridades del Brasil. No siempre hay plazos peren­torios. Estamos a la espera de lo que resuelva el órgano apelado”, manifestó Lisboa en entrevista con la 970 AM.

Confirmó que si bien los pro­fesionales, quienes presenta­ron la apelación, fueron abo­gados brasileños, ya que él no está autorizado para liti­gar en el vecino país, en todo momento está en contacto con sus defendidos. Incluso dijo que Arrom está casado y tiene una hija en Curitiba, mientras que Martí trabaja de cerca con la Iglesia Católica y también tiene esposa. Sin embargo, no pudo dar datos sobre la vida de Colmán.