Los hijos del presidente de la Cámara de Diputados, Enzo Miguel y Raúl Adilson Cuevas Florentín, fueron incluidos en la investigación fiscal por supuesto enriquecimiento ilícito que afronta el padre de ellos, Miguel Cuevas.

De acuerdo con el Ministerio Público, los afortunados herederos están bajo la lupa en carácter de cómplices por los bienes que suscribieron a sus respectivos nombres.

El dudoso origen de la fortuna que acumuló el actual diputado durante sus años en la función pública y que maquilló en parte como “herencia por adelantado” para su hijos ahora pone bajo sospecha a varios integrantes de la familia.

Existen pruebas contundentes de millonarias tragadas en la Gobernación de Paraguarí y bienes que superan ampliamente los ingresos de Cuevas como funcionario público, pero hasta ahora no existe una imputación.

En el caso de Enzo Cuevas, funge de exitoso terrateniente con los bienes que le transfirió el padre. Al menos 6 inmuebles donde erigieron imponentes granjas dotadas de infraestructura moderna forman parte del patrimonio del joven gracias a la herencia que recibió. Hasta la fastuosa residencia de 2.500 m2, valuada en unos G. 1.000 millones, ubicada en Sapucai, fue inscripta por el joven en el 2014.

Por su parte, Raúl Adilson Cuevas es un joven estudiante de la carrera de veterinaria y gracias a la “exitosa” vida política de su padre, tiene registradas a su nombre 201 cabezas da ganado de pura raza, de acuerdo con los registros del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa). Solamente entre Miguel y Raúl Cuevas tienen un lote de ganado de 940 cabezas de animales vacunos.

El pasado viernes, el Ministerio Público, encabezado por la fiscala Irma Llano, realizó dos allanamientos en las dos estancias de Miguel Cuevas que tiene en Sapucai, una en la compañía Cerro Rokê y otra en la compañía Yarigua’ami. Sin embargo, no se hizo lo mismo en su lujosa vivienda de Sapucai, donde se podría acceder a papeles muy importantes como documentos bancarios, etc.

El diputado Cuevas es investigado por sospechas de enriquecimiento ilícito y lesión de confianza en su administración como gobernador de Paraguarí entre el 2013-2018. La causa ya se inició en setiembre pasado, pero el hombre fuerte de Colorado Añetete consiguió dilatar la investigación en su contra mediante chicanas. La causa arrancó con la fiscala Josefina Aghemo, quien fue recusada por la defensa y ahora está a cargo de Irma Llano.

Según el denunciante de la causa, el concejal de Ybycuí, Ezequiel Cáceres, existen todas las pruebas para que el legislador sea imputado. Además, agregó que los escraches frente a la vivienda de Cuevas pidiendo su imputación continuarán, como así también frente a las casas de las autoridades del Ministerio Público si continúan dilatando la imputación.

Piden investigar caso de estafa

La comisión vecinal del asentamiento Nueva Esperanza, del barrio San Francisco de Carapeguá, insiste en avanzar con la denuncia por estafa contra el presidente de la Cámara Baja por la compra de caños por unos G. 58.500.000. Según la acusación que presentaron, se hizo figurar la entrega del producto, pero los vecinos no recibieron nada.

El asesor del grupo vecinal, Éver Rodríguez, explicó que durante la administración de Cuevas, entre el 2016 y 2018, se retiraron caños para el asentamiento, pero los materiales en realidad nunca llegaron.

Además, explicó que durante los últimos días de intensa lluvia que se registró algunas viviendas de la zona sufrieron inundaciones a consecuencia de la poca eficacia del desagüe pluvial. Si Cuevas hubiera realizado las inversiones requeridas, esta situación podría haberse evitado, según el asesor de los vecinos.

Uno de los establecimientos ganaderos del diputado en Cerro Rokê, Sapucai.
Uno de los establecimientos ganaderos del diputado en Cerro Rokê, Sapucai.
Enzo Cuevas (asesor) y su padre Miguel Cuevas, en Diputados.
Enzo Cuevas (asesor) y su padre Miguel Cuevas, en Diputados.
Raúl Adilson Cuevas Florentín.
Raúl Adilson Cuevas Florentín.