La esperanza de 114.332 asuncenos que votaron por el cambio en el 2015 se va apagando en estos años de gestión del intendente de Asunción, Mario Ferreiro. Su figura contó con el respaldo inicial ciudadano, pero ese optimismo se fue apagando rápidamente y en la actualidad ya no hay esperanzas de alguna reacción.

Ferreiró recibió una Asunción con tráfico caótico, calles destruidas, escasa cobertura del desagüe pluvial y miles de familias desplazadas por las inundaciones en las zonas ribereñas de la capital. Hoy, nada de eso cambió, ya que la realidad es la misma; sin ningún proyecto ni a largo o a corto plazo para dar una respuesta a estos problemas que se mantienen en agenda.

Ferreiro, considerado el “peor intendente” de Asunción de la historia, soporta un pedido de intervención en puertas, con calles en mal estado, basuras acumuladas por doquier falta de obras de infraestructura. Tiene la cruz encima de las trabas puestas a emprendimientos como MUV y proyectos rechazados por la ciudadanía, que van englobando el cierre de lamentable al frente de la comuna capitalina.

Entre los mayores reproches que se dan a conocer dentro de la opinión pública, aparecen la falta de ejecución de los recursos asignados en el presupuesto 2018 para el desagüe pluvial, que representan alrededor de G. 30 mil millones. Hizo poco o nada en la construcción de escuelas a pesar de asignaciones de G. 53 mil millones del Fonacide. Su administración solo ejecutó el 1% de los recursos del Fonacide, el 22% de los fondos para las comisiones vecinales y solo el 25% de lo que esta destinado para el desagüe pluvial.

La falta de resultados consiguió que los ciudadanos capitalinos muestren su hartazgo hacia la gestión del actual intendente, ya sea a través de las redes sociales o escraches de autoconvocados. De esta forma se convirtió en blanco de críticas por la falta de liderazgo en la comuna.

Ex precandidato a senador por el PLRA

“La gestión que ha sido marcadamente deficiente; esto tiene un costo político muy alto para él (Ferreiro) y de hecho ya pudimos ver en cierta medida el desempeño de Avanza País en las elecciones generales del 2018, donde no pudieron meter al diputado que tenían en la capital estando ellos en la Municipalidad, y tampoco al candidato a senador que era su hermano Adolfo Ferreiro. Ahí se puede tener una cierta medida de la respuesta que ha dado el electorado a la gestión de Mario Ferreiro”, apuntó el analista e historiador Eduardo Nakayama.

“Es cierto también que la Municipalidad de Asunción tiene problemas estructurales muchos más profundos que no pasan por el cambio de un intendente sino por el cambio total de un sistema que venimos arrastrando desde hace décadas”, expresó.

“Pienso que lo que está hecho ya está y lo que no está ya no se va a hacer. Entonces, reemplazar el proceso de cambio con una intervención creo que no sería lo mas conveniente”, rescató.

“Hay una cuestión de comunicación que ha fallado; hay también una cuestión de expectativa versus realidad que no se han alcanzado y también desde el punto de vista de la gestión que ha sido marcadamente deficiente”, agregó.

“Los problemas de la Junta Municipal no se resolvieron y continúan, entonces yo creo que también ha marcado lo que fue la gestión de él”, puntualizó.

Toda intervención puede generar algún tipo de beneficio”

“Históricamente la Municipalidad de Asunción nunca fue intervenida y yo creo que toda intervención puede generar algún tipo de beneficio a la municipalidad, sobre todo en cuanto al ordenamiento y la transparencia”, apuntó el ex diputado Oscar Tuma.

“(Ferreiro) Llegó a la municipalidad con la ventaja de una mala gestión del ex intendente Samaniego, cuya gestión no fue buena tampoco y a pesar de contar con esa ventaja, él no supo aprovechar y su administración terminó siendo peor que la administración de Arnaldo Samaniego”, expresó.

Agregó que “lastimosamente fracasó y seguramente por la falta de capacidad de elegir a sus colaboradores. Como todo ser humano, uno no tiene la obligación de conocer todo, pero cuando uno ocupa un cargo administrativo tiene la obligación de elegir a la mejor persona para que ocupe los lugares dentro de esa administración; y creo que Mario Ferreiro no acertó en esa tarea”, sentenció.

“Hubo un fracaso en su lucha y en el combate en el ordenamiento administrativo de la municipalidad y eso le llevó a fracasar en todos los otros ámbitos”, acotó.

“Fracasó en lo que tiene que ver en licitación de recapados, en planificación en torno a la recolección de basuras y sobre todo en la falta de un ordenamiento y un plan de tránsito”, finalizó.

No queremos quedar pegados a su ineficiencia”

“Conseguir dinero se puede hasta para hacer Asunción de nuevo, pero ¿qué se pasó haciendo Mario?: se pasó justificando y se pasó culpando a Arnaldo (Samaniego); se pasó culpando a todos, y la ciudadanía no ve un avance. Muchos concejales no queremos quedar pegados a su ineficiencia porque nosotros sí tenemos los números que avalan nuestra gestión”, manifestó el concejal asunceno José Alvarenga.

“Si mínimamente había la voluntad de hacer las cosas ya se iban a notar cambios, no precisamente siempre poniendo parches porque Asunción realmente está en emergencias y Mario dice que vamos a pedir que el Ejecutivo declare emergencia en Asunción, ¿pero qué, emergencia de la emergencia?”, se preguntó.

Agregó que “los colorados somos respetuosos de los resultados en el sentido de que jamás hemos puesto el palo a la rueda, hemos apoyado todos los proyectos y todo lo presupuestado para el beneficio de la generalidad”, indicó.

“Ferreiro miente, él y todo su equipo están mintiendo y mintieron desde el primer momento. Todos saben que hay problemas de desagüe cloacal y desagüe pluvial en Asunción, que son de larga data”, añadió.

“Son varios gobiernos los responsables de eso y no hay una voluntad de coordinación con el Ejecutivo y todo lo que esto conlleva”, finalizó.

La gestión se ve en las calles: una vergüenza”

“Es una vergüenza, es una gestión que se puede ver en las calles, es una vergüenza esta administración. El intendente de la capital no debe legislar sin tener el pie sobre la tierra”, sostuvo el concejal Álvaro Grau, del Partido Patria Querida (PPQ).

“No se invierte dinero en obras, no se invierte dinero para desagües, no se invierte dinero en comprar más camiones de recolección de basuras, más basureros para colocar en los parques que están descuidados y dan pena; los paseos centrales están hechos mierdas como la avenida San Martín, llena de escombros”, sostuvo.

Manifestó también que “no hace falta ser un estadista o un científico para darse cuenta que se están haciendo mal las cosas. Es hora de que se dé cuenta que el Mario Ferreiro querido, quien a todos nos caía bien en la televisión, es cosa del pasado”.

“Él se encargo de jugar con la ilusión de la ciudadanía. La gente se cansa y va y le escrachan en su casa porque ellos no quieren más excusas, ellos quieren resultados, un intendente comprometido que recorra los barrios”, apuntó.

“No ve lo que son las necesidades reales de lo que demanda la ciudadanía. Debe legislar para la ciudadanía”, acotó.

La gente tiene sensación de falta de liderazgo”

“Hay carencias estructurales en Asunción como la falta de desagüe pluviales que afectan a la gestión. Hay que preguntarle a Mario Ferreiro qué está haciendo para atraer los millones de dólares que necesita la ciudad y de esa manera para promover las inversiones”, comentó el liberal ex intendente de Asunción Martín Burt.

“La gente tiene una sensación de falta de liderazgo, acá entre los problemas graves se encuentran el tránsito caótico, también está la dejadez del centro de la ciudad así como la falta de infraestructura de los desagües. Yo digo que el próximo intendente debe lograr que el Gobierno Nacional emita bonos soberanos, por ejemplo, por un total de 500 millones o 1.000 millones (dólares) para actualizar la capital”.

“Claro, estos problemas estructurales se juntaron y hacen que esta gestión esté mal vista. El Gobierno le ha traicionado a su capital hambreando a su infraestructura. La tormenta del viernes pasado le afectó a todos, tanto a la esposa del ministro, a la del diputado y a la del senador, le afectó a todos”.

No se entera de lo que pasa en la municipalidad”

“Mi opinión siempre fue la misma. Él no está al frente del municipio, es otra gente la que maneja, por eso está tan mal su gestión. Ferreiro a veces no se entera de lo que pasa dentro de la municipalidad. Hace más de dos años nosotros denunciamos una malversación que eso se quedó encajonado en la Fiscalía, luego esta institución pasó a la Contraloría y desde allí ya no se hizo nada durante la época del ex contralor Enrique García”, argumentó la titular del Sindicato Municipal de la ciudad de Asunción (Simuca), Gladys Galeano.

“Nosotros le reiteramos al nuevo contralor Camilo Benítez que haga algo sobre el desvío de los 25 millones de dólares que no se ejecutaron (dinero de los contribuyentes). Hoy en día se está hablando mucho sobre eso, referente a que hay una ejecución cero en el presupuesto, por ejemplo, respecto al tema del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide), y sobre las infraestructuras como por ejemplo los desagües pluviales entre otros”.

Entendemos que hay una lesión de confianza”

“Nosotros habíamos realizado denuncias de malversación en la Fiscalía de Delitos Económicos el 28 de septiembre del 2017. Ahora pedimos informes de todo el ejercicio del 2017 y del 2018, para ampliar nuestras denuncias para que se estudie esta malversación contra las arcas municipales y para lograr una intervención”, manifestó el abogado y vicepresidente del Sindicato Municipal de la ciudad de Asunción Óscar Pereira.

“La Constitución Nacional nos da dos caminos, siendo uno de ellos que trece concejales pidamos la intervención por daño patrimonial, cosa que no existirá porque la gran mayoría está comprometida, todos están confabulados”, dijo.

“El otro camino es que el nuevo Contralor, que no es del equipo del intendente, estudie nuestras denuncias y diga en su dictamen que hay daño patrimonial (la denuncia revela que se habrían desviado G. 37.804 millones en el 2016 y G. 37.988 durante el primer cuatrimestre del 2017), nosotros entendemos que hay una lesión de confianza”, aseguró.