El médico forense Pablo Lemir afirmó que hay inconsistencias en el informe médico de la ins­pección a Juan Arrom y Anun­ció Martí, supuestos secuestra­dores de la empresaria María Edith Bordón de Debernardi.

Ambos referentes del extinto Partido Patria Libre denun­ciaron que fueron secuestra­dos y torturados por los agen­tes de la Policía Nacional con el fin de una autoinculpación del rapto de Bordón, como parte de un hecho de desestabilización política ilegal del gobierno, pre­sidido en ese periodo por Luis González Macchi. Tras su libe­ración el 30 de enero del 2002, ambos fueron llevados al sana­torio privado Migone, donde fueron atendidos por los sena­dores Esperanza Martínez y Jorge Querey, y no así por agen­tes del Ministerio Público.

“El Estado me solicitó que haga una pericia donde habría varios puntos, entre ellos era la com­paración de las lesiones que tenían en el informe médico del 30 de enero, el día de la supuesta liberación y relacionar eso con la historia clínica que continuó durante sus internaciones en el Migone y con el video de la supuesta liberación”, indicó durante una comunicación con la radio 970 AM.

Señaló que halló “algunas inconsistencias bastante lla­mativas; por ejemplo en ese informe médico dice que el señor Arrom tenía moretones que iban desde la boca del esto­mago por debajo del ombligo y que también iban hacia los cos­tados”. “Se deben fijar en los videos que no hay un solo more­tón en esa zona”, sentenció.