El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, acudió ayer en compañía de su comi­tiva a la conmemoración de los 107 años de fundación de Taiwán en el festejo conocido popularmente como la fiesta del Doble Diez.

A través de su cuenta personal en la red social Twitter, el jefe de Estado men­cionó que “reforzamos los lazos de cooperación entre nuestros países, que en 1957 establecie­ron relaciones diplomáticas, como testimonio del respeto y amistad recíproca entre ambos pueblos”.

La actividad central se realizó en la casa presiden­cial taiwanesa. El evento surge como un homenaje a los revo­lucionarios y nacionalistas chi­nos que consiguieron destituir a la clase monárquica en 1911. Abdo Benítez actualmente mantuvo varias actividades en el país oriental y prevé su retorno para el próximo 13 de octubre. Durante su estadía ratificó la continui­dad de la cooperación bilate­ral con la isla y aseguró que Paraguay es un socio estra­tégico para las inversiones.