La Cámara de Senadores debía interpelar ayer al ministro de Relaciones Exteriores, Eladio Loizaga, en una sesión extraordinaria convocada para las 11:00. Sin embargo, la misma fracasó, teniendo en cuenta que solo se presentaron 16 de los 23 que necesitaban para dar inicio a la sesión.

La interpelación al canciller fue promovida por sus actuaciones como autoridad en torno al Tratado de Yacy­retá, por lo que debía expli­car el acuerdo suscrito con el Gobierno argentino para obras de Aña Cuá. La mayoría de los que estuvieron presentes fue­ron los de la oposición.

Loizaga acudió al Congreso Nacional para la interpelación, lamentó la ausencia de varios legisladores y defendió el acuerdo Mauricio Macri-Ho­racio Cartes. Agregó que no hay nada que ocultar, por lo que afirmó que las respues­tas de la interpelación serán alzadas a la página web de la Cancillería.

“Fueron las directivas desde el inicio del presidente Car­tes, que no tenemos nada que esconder. Todo ponemos sobre la mesa”, sostuvo.

Por otra parte, el presidente del Congreso Nacional, Fernando Lugo, manifestó que está cons­ciente de que a su parecer no se debe apresurar el estudio del acuerdo que está en las comisiones del Senado. Sos­tuvo que espera que sus cole­gas convoquen en la brevedad posible otra sesión extraordi­naria para nuevamente inten­tar escuchar las explicaciones del jefe diplomático.