Miembros del movimiento Colorado Añetete aseguran que la bancada en la Cámara de Senadores no sufrió ningún quiebre por los votos a favor de la designación de Sandra Quiñónez como fiscala general del Estado. En este sentido, el líder de esta agrupación política, Mario Abdo Benítez, aseguró que el bloque sigue unido y que las posturas dispares no afectan a la unidad, aunque admitió que sí hubo molestias.

"No hay ningún quiebre de la bancada, sí hubo una molestia de algunos senadores. Yo nunca cuestioné la persona de Sandra Quiñónez, que creo que merece nuestra confianza y nuestro apoyo", sostuvo el candidato presidencial. Agregó que pese a los votos de Enrique Bacchetta y Óscar Salomón, la designación ya era contundente en el Senado. "Había mayoría suficiente, inclusive sin el voto de Bacchetta y Salomón, solo se necesitaba mayoría simple", puntualizó.

Por su parte, el senador Silvio Ovelar aseguró que ambos legisladores votaron a favor del acuerdo a sus respectivas posiciones personales, ya que ambos tienen "buenos vínculos" con Quiñónez desde hace tiempo. "Yo abrigo la esperanza de que podamos reunirnos, así como es la constante en Añetete, y limar las asperezas", indicó.