Días pasados, Luis Alberto Castiglioni, ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, anunció a un medio de prensa que el gobierno de Israel restablecerá las becas de estudio para paraguayos en ese país en las diversas áreas.

Sin embargo, esta información fue desmentida por el Peleg Lewi, director de capacitación de Mashav, la agencia de cooperación del gobierno israelí en el exterior.

El desmentido de Peleg Lewi, la principal autoridad israelí en materia de cooperación educativa, se suma a los reiterados "errores” del canciller Castiglioni, quien a pesar de estar de vacaciones continúa cometiendo errores en el manejo de la política exterior.

La afirmación brindada por Castiglioni al diario Última Hora, el pasado 5 de enero, respecto de la restitución de becas, es considerada una ligereza muy grave, que denota la falta de visión estratégica que tiene la Cancillería paraguaya respecto al grave impasse suscitado con Israel tras la cancelación del traslado de la Embajada Paraguaya a Jerusalén.

Estas afirmaciones denotan que ese hecho tiene poca importancia para el actual gobierno paraguayo y no descifra lo que en realidad representa para el Gobierno de Benjamín Natanyahu, una ofensa y un acto de enemistad innecesaria.