El diputado liberal, Édgar Ortíz, presentó un proyecto de ley en la Cámara Baja que propone distribuir los productos decomisados a hogares de niños, de ancianos y personas en situación de vulnerabilidad, en vez de destruirlos.

“Este proyecto emana porque está el caso de la carne decomisada que ha sido destruida. Fue una ofensa a nuestra realidad, tenemos hogares de niños y ancianos que pueden quitarle un beneficio a esta situación”, explicó el legislador a la 970 AM.

Sostuvo que los productos no perecederos y de otro tipo decomisados no deben ser destruidos para beneficiar a los hogares o a personas en situación de pobreza. El documento también incluye que los vehículos sean donados a la Policía Nacional.

El diputado explicó que previo a la donación se deberá analizar la utilidad que se le puede dar. En el caso de los alimentos como carnes y otros, serán sometidos a estrictos análisis para descartar cualquier tipo de contaminación que puedan tener antes de ser entregados.

“Está el Ministerio de Salud que puede analizar de forma rápida y destinar a los asilos, penitenciarias y a los hogares de niños. Directamente a instituciones registradas”, agregó el parlamentario.

Otro fin del documento, además de beneficiar a hogares y personas carenciadas, es evitar que los productos sean utilizados con fines políticos en épocas de campaña electoral. El proyecto será estudiado en la sesión de la Cámara de Diputados.