Un día después del inicio del proceso de juicio político a José Enrique García, Contralor General de la República, un llamativo hecho se produjo en esa entidad. Personas no identificadas, que dijeron trabajar con el gobernador Guairá, accedieron al recinto para retirar biblioratos en sugerentes bolsas de basura.

Las bolsas fueron utilizadas para retirar papeles y biblioratos por estos desconocidos que se llegaron hasta la sede de la Contraloría, sobre la calle Bruselas. Todo lo que fue sacado de la entidad fue trasladado hasta una furgoneta de color blanco, marca Toyota, que estuvo estacionado en frente.

El hecho en sí despertó las sospechas de los funcionarios, que precisamente ayer presentaron una denuncia contra García, por diversas irregularidades. Ayer también, un total de 23 diputados presentó un libelo acusatorio para llevar a juicio político al citado funcionario.