San Joaquín, Caaguazú. Omar Jara.

El Ministerio de Obras Públicas y Comu­nicaciones (MOPC) asentó en un documento el compromiso de reparar y res­taurar íntegramente la iglesia de San Joaquín de los Toba­tines a través de un conve­nio que firmó con la munici­palidad local. Así lo informó el intendente municipal del distrito caaguaceño, Nelson González Benítez.

“Firmamos un convenio con el MOPC y se van a estar tra­bajando en las verificacio­nes de la estructura de la iglesia, en el levantamiento de datos para la elaboración del informe y luego de eso comenzar la reparación”, indicó el jefe comunal, que sin embargo, no supo precisar el monto que se invertiría en los trabajos.

Aseveró, no obs­tante, que las tareas estarán coordinadas con la Secretaría de Cultura y que consistirán en la reparación de la pared derrumbada y en la restau­ración total de la iglesia cuya estructura tiene 272 años de antigüedad y presenta impor­tantes deterioros. De acuerdo con el convenio, los trabajos terminarían en dos años. Días pasados, parte de una de las paredes laterales del antiquísimo templo se vino abajo por segunda vez en cuatro años por efecto de la humedad producida por las últimas lluvias y la falta de mantenimiento.

El templo fue declarado de “Interés Cultural y Patrimo­nio Nacional” por la Cámara de Diputados a través de la Declaración Nº 634 en agosto del 2017, considerando su gran valor histórico. Previa­mente el Viceministerio de Cultura lo había declarado “Patrimonio Histórico Cul­tural Religioso”, de acuerdo con la Resolución Nº 56 del 26 de noviembre del 2001.

La estructura de la Catedral de San Pedro Apóstol, de 165 años, presenta grietas.FOTO:LORENZO AGUERO
La estructura de la Catedral de San Pedro Apóstol, de 165 años, presenta grietas.FOTO:LORENZO AGUERO

FISURA EN LA CATEDRAL DE SAN PEDRO

San Pedro. Lorenzo Agüero, corresponsal.

La estructura de la catedral de San Pedro Apóstol, ubi­cada en San Pedro del Ycua­mandyyú –una de las más antiguas de nuestro país con 165 años y declarada patrimo­nio nacional–, presenta grie­tas. Las paredes son de adobe y el peso del techo es conside­rable, por lo que la situación es preocupante. Los pobla­dores claman por la presen­cia de especialistas del MOPC para realizar una verificación minuciosa y luego una repa­ración. “La primera parte de la construcción data de 1854, es decir, la parte baja del edificio tiene más de 160 años. En 1962 se cayeron dos cabriadas, que hoy ya no son de madera, sino concreto. En aquella oportunidad se sacó el antiguo frontis”, relató el padre Juan Carlos Palacios, sacerdote de la Diócesis.

El religioso reiteró que, al ser el templo un patrimonio nacional, corresponde al MOPC brindar una solución al problema. “La parte gruesa de las paredes son de adobe y el techo es sumamente amplio, grande y pesado. La estructura es muy anti­gua. Necesitamos proteger el tempo y el retablo del altar mayor, que tiene un valor cul­tural religioso incalculable”, subrayó.

Este mes el MOPC debe realizar el sexto llamado a licitación para la reparación del templo de Yaguarón.FOTO:NÉSTOR SOTO
Este mes el MOPC debe realizar el sexto llamado a licitación para la reparación del templo de Yaguarón.FOTO:NÉSTOR SOTO

YAGUARÓN A LA ESPERA DE LICITACIÓN

La angustia de los yaguaro­ninos se prolonga tras decla­rarse desierta la quinta lici­tación para la reparación y puesta en valor del Tem­plo San Buenaventura. Este mes, el MOPC debe realizar el sexto llamado. La comunidad solicita que la adjudicación sea mediante la excepción a una empresa seria y de con­fianza, o bien que expertos patrimonialistas de la Unesco se encarguen de la repara­ción, ya que la misma urge, explicó Daniel Pino, secreta­rio de la Comisión Pro Res­tauración.

“Tal parece que esperan que nuestro templo se venga también abajo para que actúen. Hemos pasado por cinco años de tantos pro­cesos. Volvieron a aparecer las termitas. En el 2014, el MOPC mandó sanear y tuvo un costo de G. 120 millones. Ahora se necesita fumigar nuevamente”, lamentó.