Durante una incursión en la zona conocida como colonia María Auxiliadora, de Amambay, una comitiva de agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y de la Fiscalía, encabezada por el fiscal Armando Cantero, procedió a la destrucción de 12 hectáreas de plantación de marihuana en etapa de crecimiento.

Dicha cantidad representaba un potencial de producción final aproximado a 36 toneladas de la droga, por lo que el lucro cesante a la estructura criminal rondaría los US$ 1 millón.

En la oportunidad, también se detectaron y destruyeron cuatro campamentos clandestinos, donde se hallaban ocultos 660 kilos de marihuana listos para ser enviados a Brasil.

De acuerdo a datos colectados por el Ministerio Público, en la zona se opera una red de campamentos dedicados a la producción y acopio de cannabis, para su posterior remisión al vecino país.

Los intervinientes seguirán con el trabajo de inteligencia para lograr la detención de los propietarios de la droga hallada y de los miembros de la red narco.

QUEMA EN CAAGUAZÚ

En otro procedimiento realizado en Caaguazú bajo la dirección del fiscal Osvaldo García y el acompañamiento de personal de Investigaciones, se allanó un inmueble en la colonia Sexta Línea Guavira, del distrito RI 3 Corrales, y se incautaron 250 kilos de marihuana picada y 20 kilos de marihuana prensada dividida en 16 panes embalados en bolsas de polietileno.

Asimismo, se requisaron 150 kilos de semillas de marihuana, tres prensas de maderas, tres gatos hidráulicos y otras evidencias más que serán analizadas durante la investigación del Ministerio Público. El allanamiento fue ordenado por la jueza penal de Garantías, Sandra Porta Varela.

Posteriormente, se procedió a la quema de la marihuana prensada y de las semillas de marihuana dentro del vertedero municipal de San Juan Nepomuceno.