Cerca de 350 familias ubicadas en la zona conocida como Villa Cangrejo de Sajonia fueron sorprendidas en la madrugada del domingo por las aguas que –según último reporte de Meteorología del pasado viernes, que aún no estaba actualizado– alcanzaban ya los 6,85 metros. Durante la noche del sábado y madrugada del domingo, el improvisado muro de contención –hecho de bolsas de arena de 500 metros de ancho y dos de largo– cedió y dejó bajo agua a miles de personas. En la jornada de ayer se realizó el operativo de rescate de las pertenencias de los afectados.

“Mi casa quedó totalmente bajo agua en cuestión de minutos. Está ubicada frente mismo al Destacamento de la Marina, sobre Capitán Bozzano, donde se construyó el muro”, lamentó una de las afectadas por la repentina inundación en Sajonia.

Una voluntaria rescató a muchos perritos que también fueron atrapados por las aguas.(Foto Christian Meza)
Una voluntaria rescató a muchos perritos que también fueron atrapados por las aguas.(Foto Christian Meza)

Agregó que ninguna crecida anterior les alcanzó. “No creímos que la corriente iba a sorprendernos de esta forma y no previmos. Muchas de nuestras cosas quedaron en el agua”, señaló la pobladora.

Ante el avance de las aguas, la comunidad de la zona instaló una estructura en forma provisoria, atendiendo que el río Paraguay registra una importante crecida, según Hugo Julio, director del Consejo Municipal de Emergencias y Desastres de Asunción (Comueda).

“Nos sorprendió esta repentina inundación en Sajonia. El personal de la Marina nos venía avisando que el muro no iba a aguantar mucho tiempo, pero creo que nadie de nosotros creyó esa premisa y ahora el resultado son colchones mojados, heladeras quemadas, hay mucha pérdida”, indicó otra de las afectadas.

Como podían las familias sacaron algunas cosas, pero el avance de las aguas sorprendió a casi la mayoría.
Como podían las familias sacaron algunas cosas, pero el avance de las aguas sorprendió a casi la mayoría.

Fue una tragedia para la mayoría de las familias, muchas perdieron sus cosas. Otras se quedaron atrapadas en el segundo piso de sus casas sin poder salir y muchas, a los apurones, sacaron algunas cosas y sus vehículos que estaban en los estacionamientos.

Según el intendente Mario Ferreiro, tuiteó que aproximadamente 200 familias fueron trasladas a los refugios de R.I. y Charlot.