“Cuando accedo a la denuncia presentada a la Fiscalía, veo que es un problema de noviembre (de este año), me parece que son dos casos aislados, casos que no sé porqué los quieren vincular. Yo estoy de acuerdo que la actual administración de Petropar haga una presentación para deslindar responsabilidades, entiendo que es innominada la denuncia”, sostuvo Eddie Jara, ex titular de Petropar.

Esto en relación a la denuncia presentada por la actual presidente del ente estatal, Patricia Samudio, sobre una estación de servicio ubicada en inmediaciones del parque Ñu Guasu, donde no solo se detectó agua en el combustible que expedía, sino que tras realizar estudios se constató la presencia del hidrocarburo en el suelo. A raíz de ello la estación fue clausurada.

“Automáticamente procedimos a denunciar (el hecho) al MADES, que tomó intervención inmediata. El 7 de enero recibimos el dictamen, que habla de daño ambiental”, sostuvo Samudio y agregó que la constructora no siguió las bases y condiciones para la edificación.

Sin embargo, según Jara, durante su administración se colocó una fiscalización independiente a la constructora. “No es que nos quedamos con el constructor, que demostró con los papeles que tenía mucha experiencia, igual, para asegurar, contratamos un fiscalizador de que efectivamente se haya construido bien”, indicó y reiteró que el problema surgió ahora, durante la gestión de Samudio. “Ella debería saber qué pasó ahí. Qué trabajos de mantenimiento hicieron?”, enfatizó Jara.

En otro momento, Jara dijo que “esta administración (la nueva) vino y empezó a cambiar casi todas las cabezas gerenciales y a partir de ahí se cambiaron las coordinaciones, las jefaturas. La pregunta es si esa experiencia de manejar la estación propia se mantuvo durante estos meses, donde ya hubo cambio de personas, por eso me parece bien que sea innominada (la denuncia), y que ella, con esto, haga un deslindamiento de responsabilidad”, refirió y enfatizó que el hecho no ocurrió “durante la época que nosotros operábamos”.