El 69% de los predios visitados en Mariano Roque Alonso tenía criaderos de mosquitos, según el informe final del Ministerio de Salud. Ayer, mediante el asueto decla­rado por la comuna –más el apoyo de funcionarios de las distintas dependencias sani­tarias– el barrio Central de esas ciudad fue objeto de un intenso rastrillaje, llegando a recorrer 148 manzanas, en el marco de la campaña de lucha contra el dengue.

El operativo –que implicó más de 110 funcionarios en la calle, con apoyo de la comunidad educativa local, funcionarios municipales y de la SEN– visitó 2.172 predios, de los cuales 1.498 (69%) tenían criaderos.

En total fueron hallados más 36.706 lugares propi­cios para la proliferación de los mosquitos, de los cuales, 6.809 se consideran criade­ros útiles, 28.943 materiales inservibles y 954 criaderos naturales. Durante el proce­dimiento, fueron eliminados 9.436 elementos y 2.110 espa­cios fueron tratados con lar­vicidas, mientras que 4.269 fueron tratados físicamente.

En vista a las últimas cifras que dan cuenta de más de 23.000 posibles enfermos de dengue, las autoridades intensificaron la limpieza en sus respectivas localida­des. Mariano Roque Alonso justamente es una de las loca­lidades más afectadas por la epidemia que arrancó en noviembre del año pasado.

Entre tanto, el ministro de Salud, Carlos Morínigo, lamentó que la ciudadanía no tire la basura, sino que la deposite en el patio o en los techos, cosa que pudo cons­tatarse mediante un vuelo en helicóptero realizado la semana pasada.

Una actividad similar está marcada para hoy, a las 7:00, y además de utilizar el helicóp­tero de las Fuerzas Armadas, también se usarán drones, a fin de identificar los pozos, pis­cinas, así como elementos que puedan servir de criaderos y que están depositados en los techos y azoteas de las casas.