Tras el horrendo crimen y posterior suicidio en Capiatá el viernes en el barrio San Miguel de Capiatá, vecinos se unen en solidaridad para cubrir los gastos hospitalarios de los adolescentes de 16 y 11 años, que se encuentran hospitalizados a consecuencia de los disparos que recibieron.

La actividad sería una pollada prevista para el próximo domingo 12 de julio, con un costo de G. 15.000, y todo lo recaudado en el evento será destinado para el tratamiento médico de las víctimas que resultaron vivas tras los disparos, que se encuentran en el Hospital de Trauma de Asunción. Una parte de lo recaudado será destinada para asistir a la familia de los primos, quienes también vivían en la casa, escenario del crimen, que ahora se encuentra lacrada por la Fiscalía, así lo explicó Isaac Vallejos, uno de los vecinos que coordina la actividad solidaria.

Relacionado: Apelan a la solidaridad para apoyar a familia víctima del quíntuple homicidio en Capiatá

“Ayudemos a ayudar. Como vecinos somos una gran familia, almorcemos juntos nuevamente”, dice un posteo en Facebook, que apela a la solidaridad de la ciudadanía para la contención de la familia que perdió a casi todos sus integrantes en un viernes negro.

En la publicación también solicitan la colaboración de arroz, mayonesa, platos desechables, entre otros insumos para la realización de la pollada solidaria: “Capiatá come un pollo”, que organizan los vecinos, conmovidos por el dolor y las necesidades de los miembros de esta comunidad.

Los interesados en colaborar pueden comunicarse a los números: (0961) 199-184, (0974) 686-290, (0983) 348-958 y (0982) 337-057.

Relacionado: Quíntuple homicidio: Gobierno se pone a disposición de la madre para retornar desde Málaga

También piden la colaboración de abrigos, colchones, frazadas, entre otros enseres para la otra familia que vivía en el lugar y que ahora se encuentra acogida por una vecina. “Ellos desde el momento de lo ocurrido no ingresaron a la casa y se quedaron con la ropa puesta al momento de que se les perdonó la vida salieron y no tienen nada. Son acogidos por una familia vecina por lo que necesitan abrigos, colchones para superar estos días de frío”, indicó Vallejos en contacto con La Nación.

Un agente de la Policía Nacional mató a cinco integrantes de su familia durante la madrugada de este viernes en la ciudad de Capiatá y posteriormente se suicidó. Hay otras dos personas heridas de gravedad. Entre los asesinados están los suegros del uniformado, su cuñada, sus hijos de uno y dos años y luego se quitó la vida. El hecho ocurrió en el barrio San Miguel de Capiatá y el policía fue identificado como Isidro Casco Salinas, supuestamente adicto a las drogas y quien ya tenía denuncias en su contra por violencia familiar.

Dejanos tu comentario

16H

¿El Cuerpo de Bomberos de Paraguay, debería seguir siendo voluntario?

Click para votar