Un grupo de pobladores se encuentran trabajando para reforzar el muro de contención ubicado en Pilar, departamento de Ñeembucú para evitar la inundación del río Paraguay en la ciudad, ante las últimas lluvias, que afectan a miles de familias desplazadas.

Los ciudadanos se encuentran colocando unas 5.000 bolsas con arena en el muro a mano, ya que el oleaje golpea cuando barcos se desplazan por las aguas del río. Sin embargo, el principal problema es cuando se registran precipitaciones en la capital del Ñeembucú.

“Nuestro tema es la lluvia, si tenemos una gran cantidad de lluvia. Si llueve mucho nuestras motobombas desagotan, pero muy lentamente. Esta cantidad de agua no tuvimos problemas, rápidamente se desaguó. Ahora tenemos problemas en los barrios donde no hay muro. Estamos haciendo ese trabajo con bolsas de arena, defender cada uno su vivienda”, expresó Alfredo Stete, en contacto con 1000 AM.

La altura del río en Pilar llegó a 8,57 metros en el día de hoy, que subió 4 centímetros durante las últimas 24 horas, que se acerca a los 9,60 metros que sería el nivel de desastre que está relacionado con la altura del muro.

“El problema que tiene el muro es que el oleaje cuando pasan los barcos y el viento sur, golpean el muro y en parte de desmorona. Eso se soluciona con bolsas de arena y eso nos da tranquilidad a todos, ese es el trabajo que hacemos continuamente”, expresó Stete, en contacto con 1000 AM.

Acerca de las últimas lluvias, el intendente afirmó que llovió hasta 60 milímetros esta madrugada de este martes. "Si llueve mucho sí nuestras motobombas desagotan lentamente. Con esta cantidad de agua no tuvimos problemas gracias a Dios”, expresó Stete.