Se trata de una gasolinera del emblema estatal que se encuentra en la zona de Ñu Guazú y que no siguió las bases y condiciones para la construcción.

En la mañana de este viernes, la presidenta de Petróleos Paraguayos (Petropar), Patricia Samudio, confirmó la gran contaminación provocada por una estación de servicio de la estatal en la zona del Parque Ñu Guazú. La petrolera presenta una denuncia con dictamen del MADES que habla de daño ambiental.

Samudio señaló que la constructora no siguió las bases y condiciones para la construcción. “No se utilizó la arena adecuada, el hormigón que exigía el pliego, no se compactó la tierra, eso generó que los tanques estén flotando bajo el concreto”, explicó a radio La Unión.

Indicó además que detectó agua en el combustible que se expedía y que la situación fue aún más grave cuando realizaron estudios de suelo y comenzó a brotar combustible del suelo. “Eso automáticamente procedimos a denunciar al MADES y tomó intervención inmediata. El 7 de enero hemos recibido el dictamen del MADES, donde ellos ya hablan de daño ambiental”, sostuvo Samudio, quien aseguró que inmediatamente dispuso la clausura de la estación de servicio en cuestión.

Denuncia ante Fiscalía

La presidenta de Petropar mencionó que la asesoría jurídica del ente presenta hoy una denuncia penal ante el Ministerio Público contra personas innominadas, la cual estará acompañada de un dictamen del Ministerio del Ambiente (MADES), el cual confirma daño ambiental en el área.

“Hay acciones civiles y las vamos a iniciar de igual manera. Vamos a buscar a los responsables, tendrán que responder y subsanar ese daño que se provocó a la petrolera estatal”, expuso.

En otro momento dijo que esta es la cuarta denuncia que se eleva al Ministerio Público. “Vamos a seguir denunciando todas las irregularidades que sigamos encontrando. Inclusive si en nuestra gestión ocurre algo, nosotros inmediatamente procedemos a hacer la denuncia” subrayó Samudio.

Por su parte, el representante ejecutivo de Petropar, Miguel Cáceres, confirmó a la 780 AM que presentaron una denuncia por contaminación y que la estación de servicio es de Petropar que se encuentra en Ñu Guazú. Miguel Cáceres.

“El proyecto es del año 2015, inició la obra en el 2017 y se entregó en el 2018. El problema siempre fue la filtración de agua” manifestó.

Deuda con PDVSA

Al ser consultada sobre el tema, comentó que la deuda con Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) es de US$ 270 millones, a diferencia de lo reclamado por la estatal caribeña, que es de US$ 320 millones.