Marciano Rolando Chilavert y su hijo Iván brindaron una conferencia de prensa, en sede del Ministerio Público, donde hablaron sobre las adversidades y padecimientos, que vivieron en la ciudad de Odessa, Ucrania, después de prestar declaración ante la fiscal Natalia Acevedo, esta tarde. Padre e hijo relataron el terror sufrido desde que llegaron a Ucrania, amenazados de muerte y humillados, desde su arribo el 31 de diciembre de 2018 hasta su regreso a Paraguay, el pasado lunes.

Aseguraron que fueron víctimas de un grupo de delincuentes al que calificaron como una banda mafiosa de extorsionadores de este país de Europa del Este. Rolando afirmó que se encuentran con vida gracias a la intervención y al rescate por parte de diplomáticos paraguayos y sus colaboradores.

Desde el primer momento, manifestó que llegó a este país con la idea de dirigir un equipo de fútbol luego de un ofrecimiento de 2 millones de dólares por su trabajo. “He tenido la posibilidad de contactar con un empresario que se llama Falaín y la posibilidad de trabajar, veo que es representante de Zidadine Zidane y otros. Hemos dialogado con ellos, la propuesta que hablamos era interesante", expresó Rolando Chilavert en el inicio de la conferencia de prensa.

"El General”, ley de Ucrania

Rolando Chilavert, en conferencia de prensa. Foto: Alberto Jara
Rolando Chilavert, en conferencia de prensa. Foto: Alberto Jara

Rolando declaró que viajó a este país para dialogar sobre el proyecto de dirigir al Club Inter Odessa, en Ucrania. En tanto, Iván afirmó que acompañó a su padre para brindarle seguridad. De acuerdo al relato de padre e hijo, el empresario español, Fernando Martínez Vela, fue quien los recibió en el aeropuerto de la ciudad de Odessa acompañado por un guardaespaldas iraní.

Dicen que no sabían dónde exactamente iban hasta que el supuesto dirigente, Martínez Vela, les comenta que se reunirían para negociar y firmar el acuerdo con una persona a la que sólo se le llama “El General”, quien manejaba la ciudad de Odessa. Este hombre fue descripto como una persona sin escrúpulos. “'El General' es la ley de Odessa, él maneja todo”, aseguró Iván.

Posteriormente, Chilavert padre, expresó que Martínez Vela fue a buscarles hasta llevarles hasta un bar privado donde se encontraba ‘El General’ junto a guardaespaldas armados en lo que fue el inicio del terror de ambos.

Los videos viralizados

Iván Chilavert manifestó que viajó para que su padre esté seguro. Foto: Alberto Jara
Iván Chilavert manifestó que viajó para que su padre esté seguro. Foto: Alberto Jara

Explicaron sobre los videos que se filmaron en ese bar, del que Iván comentó que no recuerda nada de lo que pasó al final de la noche del 3 de enero luego de ser obligados a ingerir bebidas alcohólicas intimidados por la presencia de los guardaespaldas de “El General”.

Desconocen qué drogas podrían haber utilizado para modificar la conducta de ambos. "Fernando nos decía que eran guardias de los que apuntan a la cabeza y no fallan un tiro. No como en Paraguay que apuntan a las rodillas. Nosotros temblamos de miedo, esa es la verdad”, dijo Iván.

“No recordamos nada de lo que se ve en los videos. Nos obligaron a tomar tequila y una sopa de verduras con ‘El General'. Me paré cuando algunos de los presentes nos empezaron a filmar y les reclamé eso. Me tiraron al piso y mi papá gritó que no me maten. Luego no recuerdo nada hasta despertar en el hotel”, declaró Iván.

Por su parte Rolando manifestó que tuvo conciencia unos instantes más hasta que les pidió que por favor no maten a su hijo. Aseguró que le obligaron a bajarse el pantalón como se observa en uno de los videos. “Ellos me forzaron, después no recuerdo nada”, explicó el padre.

“De allí Fernando nos lleva a un restaurante peruano y nos insulta por nuestro comportamiento. ‘Se merecen bala’, nos dijo”, explicó Iván. En tanto que Rolando explicó: “Yo nunca me he embriagado y todo eso que se ve en el video donde me bajo el pantalón no recuerdo nada".

El guaraní salvó a padre e hijo

Los Chilavert agradecieron la ayuda de diplomáticos paraguayos en Ucrania. Foto: Alberto Jara
Los Chilavert agradecieron la ayuda de diplomáticos paraguayos en Ucrania. Foto: Alberto Jara

En nuestro país, el segundo hijo de Rolando denunció sobre una supuesta pérdida de documentos de su hermano y padre ante las autoridades, información que afirman llegó de alguna manera hasta sus captores, que en todo momento los amenazaron de muerte. Los captores creían que la denuncia presentada se trataba por secuestro, pero por temor se afirmó que era por extravío de pasaportes.

De acuerdo al relato, el día 4 de enero, padre e hijo relataron se percataron que fueron robados, desperataron en un charco de orina, sin pasaporte, sin dinero y sin sus pertenencias. Luego afirman que lograron comunicarse con sus familiares en Paraguay, que a su vez lograron contactar con autoridades diplomáticas paraguayas en Europa, quienes finalmente les ayudaron a escapar del edificio donde estaban atrapados y vigilados.

Los Chilavert afirman que se comunicaron en guaraní con las autoridades nacionales de la embajada concurrente en Viena, Austria, lo que fue determinante para un posterior escape. “El día que salimos me llama un diplomático a quien le debemos la vida, me llama y hablamos en guaraní y el único idioma que no entendía este Fernando era el guaraní y eso nos salvó la vida”, expresó Iván.

En un momento, los diplomáticos compatriotas le manifiestan a Rolando e Iván que deben retirarse del edificio, subir a un vehículo que los trasladó hasta la sede honoraria de Paraguay en Kiev, Ucrania, donde les ofrecieron pasaportes de emergencia con los que viajaron hasta nuestro país, según el relato.

“Felizmente por intermediación de la persona que estaba con nosotros tuvimos dos camionetas de los policías ucranianos. Llegamos al consulado honorifico de Paraguay en Kiev y se hace el pasaporte de emergencia y nos dieron los pasajes para retornar. Estuvimos en todo momento acompañados de las autoridades de la Cancillería que conocían nuestra situación y a quienes estamos infinitamente agradecidos”, finalizó Iván Chilavert.

Para el Ministerio Público la odisea vivida por Rolando e Iván Chilavert en Ucrania es investigada como un caso de trata de personas. Así lo señaló la agente de la Unidad especial de la Fiscalía, Natalia Acevedo, quien destacó que el rumbo de la pesquisa apunta precisamente a ese delito.