El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, conformó oficialmente el equipo “país” para reducir los índices de informalidad laboral, que según los últimos informes de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC), se encuentra en torno al 65%.

Este grupo estará liderado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social (Mtess), cual tendrá a su cargo la coordinación de las acciones que se encuentran enmarcadas dentro de la estrategia integrada de formalización del empleo, cuyo objetivo central se basa en desarrollar políticas de formalización que proporcionen respuestas prácticas y avances en la transición hacia la formalidad.

65% trabajo informal

La titular del Ministerio de Trabajo Empleo y Seguridad Social, Carla Basigalupo, afirmó que en Paraguay el 65% de los trabajadores lo hacen de manera informal y está reflejado en 1.861.000 paraguayos, que trabajan al margen del sistema de seguridad social, 7 de cada 10 mujeres, 9 de cada 10 jóvenes y 7 de cada 10 adultos mayores, trabajan de manera informal.

Los contenidos de la estrategia integrada para la formalización se basan en el análisis de la situación del empleo informal en el Paraguay, teniendo como meta reducir el 5% anual de los niveles de informalidad, en un periodo de 5 años.

Conforman el equipo país los ministerios de Hacienda; de Obras Públicas, de Agricultura y Ganadería, de Relaciones Exteriores, así como de Educación y Ciencias. También el de Desarrollo Social y la Secretaría Técnica de Planificación, además del Banco Central del Paraguay, la Unidad de Gestión de Gobierno y la Secretaría General de la Presidencia.

La difusión de la estrategia para formalizar el empleo en el país se hará a través del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Además se difundirá a todas las entidades y organismos del Estado; el sector empresarial privado, las agremiaciones de trabajadores y a la sociedad civil en general, de manera a concientizar a los sectores afectados.

551 empresas inscriptas

Este plan, que lleva un mes, tiene a 551 empresas que han sido inscriptas por primera vez, de las cuales 496 son microempresas. Esto ha implicó que 123 trabajadoras y 82 trabajadores ingresaran por primera vez al sistema de seguridad social, teniendo un impacto positivo en total de 18.707 trabajadores, en un mes de gestión y de trabajo articulado entre dos instituciones, según explicó la alta funcionaria del gobierno.

En ese contexto, en el Instituto de Previsión Social (IPS) está ingresando en forma paulatina a 300 mil trabajadores. Además se ha empezado un plan de mejoramiento con las MIPYMES con las que ya se está trabajando con el Ministerio de Industria y Comercio, para invitarlas en forma personal con un mensaje directo: enseñarles los beneficios de ser formal.

“Hemos podido desde el Ministerio de Trabajo, hacer una reingeniería institucional, hemos podido integrar planes y proyectos que ya existían y encausarlo gracias a la cooperación del BID, que nos ha dicho si, al reencauzamiento de los recursos del plan de reincorporación e inserción laboral para llevarlos a lo que es el plan de formalización”, concluyo la ministra Bacigalupo.