El Defensor del Pueblo, Miguel Ángel Godoy Servín junto con una comitiva de funcionarios, visitó esta mañana el Instituto de Previsión Social (IPS), para verificar una serie de reclamos que viene realizando la ciudadanía.

Durante su visita Godoy constató tres denuncias por la cual inició la visita que son la falta de medicamentos, además los impago de seguros y funcionarias embarazadas despedidas. Anunció que elevará las denuncias ante el Ministerio Público.

Destacó que se reunió con el presidente Armando Rodríguez que se mostró prepotente, “no le gustó mi presencia ahí”. Aseveró en contacto con La Unión que el titular del IPS no hace nada para mejorar los servicios y que “no sirve ni para la tranca del infierno”.

Agregó que una de las denuncias radica en que choferes denunciaron que la patronal de la empresa para la que trabajaban descontaban de sus salarios los aportes de IPS. "Sin embargo, no pudieron cobrar la jubilación, lo cual es una estafa”, explicó.

Agregó que otra de las denuncias es el despido por parte del IPS de dos funcionarias embarazadas, en violación a la ley de protección. “El reclamo más preocupante es sobre el estado de una señora que está al borde de la muerte, que pese a que existe una orden judicial para proveer los remedios que necesita, aún no ha recibido ningún tipo de medicamento”, expresó.