Los resultados de una investigaciónenca­rada de forma con­junta entre el Instituto Para­guayode Tecnología Agrícola (IPTA), la Cámara Paraguaya deExportadores y Comer­cializadores de Cereales y Oleaginosas(Capeco) y el Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio) demuestran la factibilidad de tres nuevas variedades de trigo, que serán presentadas hoy, en el Yhovy, en el Km 33 de la Ruta 10, dis­trito de Yvyrarobaná, Canin­deyú.

Esto, según lo manifestó el ingeniero Alfonso Guerrero, responsable del departa­mento de Semilla de Capeco, quien aseguró que ya fueron aprobadas y habilitadas para su posterior uso comercial a partir del próximoaño para las empresas semilleras mul­tiplicadores y luego para los productores.

“Lo bueno es que ya fueron aprobadas y habilitadas, tras la reciente documenta­ción correspondiente en el Senave, con los certificados de procesos legales cuyos trá­mites ya terminaron, y ahora lo estamos difundiendo para que luego las empresas lo puedan multiplicar y poste­rior a eso los productores ya lo apliquen”, mencionó.

El experto explicó que ade­más de las 10 variedades ya existentes bajo la misma investigación, las tres nue­vas consisten en que son más persistentes, ya sea ante enfermedades, mayor calidad, menor tiempo de cosecha, por lo que se vuel­ven más rentables al aba­ratarse los costos de siem­bra. Si bien no pudo estimar en qué medida o porcentaje serían más rentables, ase­guró del efecto y que para tal solo se deben recolectar los datos de cosechas ante­riores con las variedades de menor calidad.

Se trata de las variedades Ita­púa 90, que son resistentes a la Piricularia, una enferme­dad de espiga, que brinda una excelente calidad panadera en la harina y precocidad en el tiempo de la siembra. El Ita­púa 95 es resistente a man­chas foliares o varios tipos de hongos, también resultante en excelente calidad panadera y precocidad. Y el tercero, el Canindé 31, es tolerante a la sequía y de excelente calidad para la actividad panadera.