La Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay (AICP), tras meses de trabajar en el proceso de adecuación y lograr el anhelado acuerdo nacional de provisión de batas para el Ministerio de Salud, con la idea de brindar participación a todas las empresas interesadas, comunica que están incluidas más de 120 mipymes para la producción de 3 millones de batas.

El gremio de confeccionistas industriales manifiesta que durante todo el proceso se enfocaron en velar por el cumplimiento efectivo del rol social y económico que representa, el cual gira en torno a la necesidad real y latente desde el inicio de la emergencia sanitaria, con la provisión de equipos de protección individual para el personal de salud.

El sector de confecciones emplea a unos 200.000 paraguayos. Foto: Gentileza.

Lea también: Plan propuesto es genérico y sin detalles de financiamiento, advierte economista

Por lo tanto, la AICP considera importante dar a conocimiento de los socios, no socios y la ciudadanía en general, respecto al modelo organizativo del proyecto en torno al acuerdo nacional de provisión de batas para el Ministerio de Salud.

Así, explican que concluyeron con un rol articulador, al acercar el interés gremial a una Licitación Pública Nacional, para la provisión de batas hospitalarias, cuyo proyecto de articulación de empresas es una propuesta para una licitación que aún no fue convocada ni adjudicada.

Participación

Resaltan que el objetivo de dicha articulación fue lograr la participación de todas las empresas interesadas de forma coordinada, para una provisión eficiente, en el que el modelo de distribución será a través de más de 120 pequeñas, medianas y grandes empresas, que incluyen a varias comunidades como Yaguarón, Yataity, Pilar, Luque y Ciudad del Este.

La articulación se efectuará entre las grandes empresas que distribuirán el trabajo a las mipymes, de modo a entregar la totalidad del pedido, y la única premisa es que haya oportunidades para todos, lo cual no hubiera sido posible sin el trabajo gremial, acotan. Esto, teniendo en cuenta el escenario con una dura lucha de precios y que solamente un par de empresas oferentes eran beneficiadas, dejando a cientos de talleres sin siquiera la mínima posibilidad de trabajo.

Puede interesarle: Para industriales, sector productivo no está bien contemplado en informe

No obstante, a más de dar participación, la asociación también exigirá a las empresas adjudicadas que deben cumplir estándares de calidad y exigencias del contrato, como las buenas prácticas de manufactura, por lo que deberán exigir a sus proveedores los mismos requerimientos.

Para el efecto es que la AICP elaboró un manual de trazabilidad y buenas prácticas para la confección de batas, con el fin de guiar a las empresas en el proceso de estandarización según requisitos de higiene y seguridad. Y por último, aclaran que las cantidades a ser fabricadas por las empresas adjudicadas serán asignadas finalmente según contrato con el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar