Las acciones del Ejecutivo en el combate al contrabando y a la ilegalidad son saludables para el país, según destacó este martes el titular de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Gustavo Volpe. Con respecto al régimen tributario fronterizo, señaló que se ha abordado el tema y que se ha acordado buscar un consenso entre todos los sectores.

“Nosotros, como empresarios que estamos dentro de la formalidad, lo que pretendemos es que se tomen medidas que no permeen y hagan que finalmente todo el esfuerzo que se está haciendo para recaudar más se convierta en algo que no va ser así porque va a perforar directamente algunas mercaderías que se importen y que pueden entrar al mercado local con un tratamiento exclusivamente de duty free o de comercio de frontera”, explicó.

Fue tras la reunión mantenida con el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, junto a los principales gremios empresariales, ocasión en que abordaron sobre las nuevas reglas tributarias para el comercio fronterizo. En el encuentro acordaron ampliar el debate y buscar un consenso entre todos los sectores respecto al régimen fijado para incentivar el comercio, principalmente en las zonas de frontera.

De la reunión presidida hoy por el jefe de Estado, en Palacio de Gobierno, participaron integrantes de los principales gremios empresariales como la Unión Industrial Paraguaya (UIP), el Centro de Importadores del Paraguay (CIP); la Cámara Paraguaya de Bebidas Alcohólicas (CAPABA), la Cámara Importadora de Perfumes y Cosméticos (CAIMPECO), la Cámara de Alimentos y Bebidas (CABE) y la Cámara Paraguaya de Supermercados (CAPASU).

El titular de la UIP, Gustavo Volpe, resaltó el trabajo encarado por el Gobierno en el combate al contrabando y la informalidad.

“Veníamos a apoyar al Gobierno en lo que está haciendo en el tema del combate a la ilegalidad, al contrabando y a las cosas que se venían haciendo mal en las Aduanas”, manifestó.Resaltó la firme voluntad del mandatario de iniciar un proceso de formalización en el país, mediante los estrictos controles aduaneros.

“Yo tengo muchos años de gremialismo aquí en el Paraguay y nunca vi una voluntad política tan definida que repercuta en algo que finalmente le va a hacer bien a todo el país y sobre todo a la industria paraguaya y a los comercios formales”, recalcó.Valoró en este contexto el sistema de control que se implementa actualmente para el ingreso de mercaderías al país.

“Lo que se vivía en ciertas aduanas ya era insoportable, cosa que ya se empezó a controlar. En la administración de Chaco’i ya se está implementando un sistema de control y de que las importaciones, sobre todo los que vienen de Iquique (Chile), paguen todos los impuestos que tienen que pagar hoy en día, que no era así y que era nuestro reclamo permanente a diferentes gobiernos”, significó.

Añadió que esta acción gubernamental es inédita y que beneficiará no solo al sector privado sino también al Estado.

“Después de tantos años creo que esta es la primera vez que se da una acción que va a permitir empezar a formalizar un tema que le perjudicaba no solamente al sector privado, sino también al fisco porque dejaba de recaudar lo que debía, que muchas veces percibía el 10 o el 15% nada más de lo que tenía que recaudar, por lo tanto creo que esto va a ser beneficioso”, sostuvo.

Señaló que los sectores que lucraron durante tanto tiempo con el negocio totalmente ilícito tienen mucho poder, y que van a buscar cualquier excusa para tratar de desmeritar la acción que se está haciendo.

“La Aduana goza del 100% de nuestro apoyo y vamos a seguir respaldando esta acción porque esto es muy saludable para el país”, afirmó.Indicó que el jefe de Estado les dio la tranquilidad de que en primer término las normativas de salud no van a ser afectadas, y que en segundo término, cuando el gobierno tome una determinación al respecto, va a ser en consenso.

“Nos prometió que la determinación que va a tomar va a ser una determinación de consenso con todos los sectores, que vamos a sentarnos en una gran mesa para poder determinar las cuestiones que no son solamente coyunturales.”, mencionó.

Gustavo Volpe dijo que el sector privado entiende la situación económica coyuntural que está viviendo el país.

“En economía sabemos que la previsibilidad y la credibilidad son muy importantes. Entonces lo que no queremos es contribuir al pesimismo. Ciertamente las condiciones mundiales hacen que ingresen muchos menos dólares de lo que tiene que ingresar y eso es lo que se siente en el bolsillo de los ciudadanos.

La gente habla “no hay dinero en la calle”, pero la razón es que el comercio mundial está en crisis, las economías mundiales están en crisis, los factores climáticos hicieron que el sector primario deje de ingresar una cantidad importantísima de divisa que era lo también impulsaba el resto del comercio”, argumentó.

Por su parte, la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer, detalló que en la reunión con el mandatario los sectores empresariales expresaron efectivamente su satisfacción con las medidas específicas que el Gobierno está adoptando para la formalización y, por otro lado, manifestaron su preocupación por el régimen tributario que se está previendo para el comercio fronterizo. Sobre el punto adelantó que se buscará un consenso.“Hemos escuchado atentamente sus posiciones. Nos hemos comprometido en seguir ahondando en las normativas que ya tenemos experiencia y en aquellas en las que son incipientes vamos a tratar de llegar a un consenso con todos los sectores que son afectados con las reglas tributarias que en este caso tienen que ver con el comercio fronterizo y en Asunción”, explicó.