“El pecado más grande fue salir a crecer y competir en el negocio que era solo para ciertos empresarios”, dice el ex presidente de Petropar Eddie Jara, en el programa El Repasador, emitido en Canal 13.

El ex titular de la estatal menciona en el programa que nunca quiso que se demonice las ganas de ganar dinero, de crear un negocio rentable.

"Cuando el sector privado decide no comprar a Petropar, ahí entraba en crisis Petropar. Por eso hubo 15 años consecutivos de patrimonio negativo", explica.

Asegura no saber de qué daño patrimonial habla la gente de la auditoria si lo que se hizo durante su gestión fue traer beneficio a la gente y estabilidad al ente.

"Dejamos una empresa que estaba en quiebra convertida en una empresa en marcha. La cuarta empresa que más vendía era Petropar. Cuando entramos recién estaba penúltima", recuerda.

Sobre los operadores menciona que son microempresarios que necesitan ser cuidados

“Hoy, Petropar se mantiene y paga sus costos fijos gracias a su red de estaciones de servicio, que vale cerca de 200 millones de dólares pero es intangible”, agrega.

Jara comenta que cuando Petropar baja los precios, todos los demás bajan. “Tardaron 10 días en bajar después de la presión. Tres millones de dólares le quitaron de encima a la gente pero no siente", agrega.

Afirma que son tan pocos los empresarios que tienen nivel y capacidad de inversión, que se genera un oligopolio natural dentro del mercado local.

“No fue objetivo”

"Yo siento que el equipo de Arregui no fue objetivo. Yo aún no tengo copia del informe. Yo me puse a disposición de ellos y nunca me llamaron", denuncia.

Dice no entender si el encargado de realizar la auditoría sabe lo que está diciendo o está mal asesorado por su equipo. “El auditor no es un policía, solo recomienda mejoras y buenas prácticas”, reafirma.

"Yo no digo que dejamos un país de maravillas, tuvimos debilidades pero el auditor tiene que entender a quien está auditando", agrega.

Duda de las garantías sobre los papeles, pues no está seguro de que no estén buscando perjudicarlo. “El problema es que no fueron lo suficientemente serios y responsables para llamar a gente de las administraciones anteriores a notificar lo que se encontró”.