La fiscala Irene Álvarez formuló imputación contra Gerardo Florentino Vera Núñez, de 56 años, por la supuesta comisión del hecho punible de tentativa de feminicidio, en carácter de autor. Además, la representante del Ministerio Público solicitó al juzgado penal de garantías la aplicación de la medida cautelar de prisión preventiva al imputado.

Los antecedentes remiten al 5 de enero del 2019, a las 18:30, en las calles 38 Proyectada y Paí Pérez, del barrio Roberto L. Petit de Asunción. Vera Núñez se encontraba con su ex pareja, a quien presuntamente intentó obligar a que fuera a la casa, pero esta se negó y empezó a correr. El hombre, ofuscado por el rechazo, supuestamente la alcanzó y le habría causado una herida con arma blanca directamente en el pecho, lado izquierdo, cerca del corazón. Luego, aparentemente, Vera Núñez le volvió a clavar el objeto punzante en el cuerpo a su ex pareja, en el lado derecho.

La mujer fue auxiliada por agentes de la Policía Nacional ante el llamado de los vecinos de la zona. La víctima fue derivada al Hospital de Barrio Obrero y luego al Hospital de Trauma, según detalla el acta de imputación.

El Ministerio Público solicitó seis meses de tiempo para poder culminar la presente investigación. En la presente causa se convocará a declarar a varios testigos que tendrán que brindar su versión sobre la situación generada. Una vez que culmine la pesquisa, la fiscala deberá analizar si corresponde formular la acusación contra el imputado. En caso de acusar, el juez de garantías deberá fijar la fecha para la audiencia preliminar, en la que se conocerá si el presente proceso se eleva a un juicio oral y público.

FEMINICIDIOS 2019

El 2 de enero del 2019 se registró un intento en Pedro Juan Caballero, donde un hombre atacó a tiros a su ex esposa. Ese mismo día, en Capiatá, María Estigarribia se convirtió en la primera víctima de feminicidio del año, tras ser atacada a balazos por su marido policía.

A ella se sumaron luego Claribel Borja, Francisca Delgado y Fátima Borja, asesinadas mientras dormían por su padre, Epifanio Borja Candia, quien prendió fuego a la vivienda de la familia. Recordemos que el 2018 cerró con 57 feminicidios y varios intentos.