Una vez más se suspendió la audiencia preliminar para el libanés Ziad Tarif, propie­tario de la empresa Verona SRL, acusado por el delito de conducta conducente a la quiebra. Esta vez la diligen­cia judicial se pospuso por pedido de la agente fiscal Carolina Gadea. La audien­cia se tendría que haber rea­lizado ante el juez de Garan­tías Carlos Vera.

El magistrado volvió a fijar para el 1 de octubre la audien­cia preliminar bajo apercibi­miento, es decir, el juez ya no permitirá ninguna chicana de las partes y en caso de que ocurra eso considerará actuación de mala fe de una de las partes y aplicará san­ción a quien pretenda seguir dilatando la realización de la audiencia preliminar.

En la causa también está imputado Mohamad Tarif. Los extranjeros crearon la empresa Verona SRL el 4 de febrero del 2011 con la inten­ción aparente de embaucar a numerosos comerciantes. Fijaron como capital social la suma de G. 2.250 millones. La firma comenzó a ejercer acti­vidades comerciales y entabló relaciones con varias empre­sas del ramo, sin embargo, des­pués planteó un juicio de con­vocatoria de acreedores ante el Juzgado en lo Civil y Comer­cial, aparentemente con la intención de desligarse de responsabilidades asumidas.