La fiscala de San Lorenzo, Liz Recalde, imputó por feminicidio a Uli­ses Núñez, quien asesinó a la joven Natalia Silveira y solicitó al Juzgado Penal de Garantías de turno, de Central, la pri­sión preventiva del imputado y a su vez una evaluación sico­lógica y siquiátrica. Núñez se expone de hasta 30 años de cárcel, según nuestra norma­tiva legal. La imputación se formuló luego de que el ope­rador de radio compareciera en sede del Ministerio Público de San Lorenzo para la audiencia indagatoria. El hoy imputado se abstuvo de prestar declara­ción y la fiscala tomó la deter­minación de imputarlo por feminicidio. Núñez fue asis­tido por el defensor público Hugo Giménez.

"Entraron a una oficina pública y luego decidió abste­nerse, que es un derecho que posee en el proceso", expresó la fiscala y agregó que Núñez dialogó previamente con su defensor público Giménez. Este señaló que le recomendó primero estabilizarse emocio­nalmente, para después decla­rar ante los investigadores.

LLANTO PERMANENTE

El hoy imputado estaba escon­dido en Argentina. Desde allí conversó con la comisaria Elisa Ledesma, quien lo con­venció para comprar un boleto de regreso y entregarse a las autoridades. Es así que Núñez ingresó a territorio nacional por la zona de Falcón, frontera con la Argentina, a las 4:30, cuando fue detenido y quedó a disposición del Ministerio Público. Antes de la audien­cia con la fiscala, la comisa­rio Ledesma indicó que el operador de radio se encon­traba "llorando permanen­temente y se mostraba muy arrepentido".

CONFESIÓN DE AUTORÍA

Cuando se encontraba en Argentina, Ulises confesó a la radio 970 AM que disparó a la joven en la cabeza y luego la quemó en su vehículo. Ase­guró que actuó por despecho, ya que según él eran pareja y la joven se veía con otros hombres. Toda su actuación fue planeada, de acuerdo a sus declaraciones.