• Fiscalía ahonda sobre suministro de 23.820 litros de gasoil, que el ahora ministro “semibachiller” realizó de una sola vez, así como la “bicicleteada” con la plata del almuerzo escolar y otras anomalías de su gestión en el Guairá.
  • POR ROSSANA ESCOBAR M.
  • rossana.escobar@gruponacion.com.py

Pese al prolongado plazo que tuvo para su descargo, el minis­tro “semibachiller”, Rodolfo Friedmann, no pudo levantar las observaciones que hizo la Contraloría de la República sobre la mala utilización de los recursos en su época de gobernador de Guairá.

A un año de haber saltado el festín con el rubro de combustible, pagos dupli­cados y hasta triplicados por mismos repuestos, almuerzo escolar no distri­buido, la Contraloría rati­fica su informe de auditoría correspondiente a los perío­dos 2015/2016 y el caso ya está en manos del Ministe­rio Público.

“Se confirman las denuncias periodísticas”, manifestó el contralor de la República, Camilo Benítez, ante la con­sulta sobre el caso y el deco­miso de papeles que realizó el fiscal Omar Legal entre el viernes y el lunes últimos.

Friedmann tenía un grupo de leales en la gobernación, entre la administradora y el jefe de contrataciones, que facilitaban el festín y entre ellos un personaje clave, su tío Rolando Alfaro, quien realizaba insólitas cargas de combustible.

Los extraordinarios registros de uso de combustible durante la época de Friedmann.
Los extraordinarios registros de uso de combustible durante la época de Friedmann.

En el informe de auditoría figura que la secretaría de Obras Públicas a cargo de su tío Rolando registró en fecha 3/09/2015, a las 9:17, una carga de 23.820 litros de gasoil común de una sola vez. La cantidad suminis­trada equivale al tanque lleno de 30 camiones de 12 metros que realizan trans­porte internacional de carga y que cuentan con tanques con capacidad de 700 litros de combustible.

Lo más grave es que entre las planillas de uso diario de combustible de los equipos de obras viales de la gober­nación, correspondientes al mes de setiembre del 2015, no se observó la utilización de maquinarias en fecha 3/09/2015.

Todo apunta a que se imple­mentó un sistema para efectivizar cupos de com­bustible considerando que la llamativa carga de los 23.820 litros de gasoil no está registrada en el sistema informático de Movimiento de la Flota Web de Petropar.

Las insólitas cargas eran una práctica común durante su administración, no fue la única observación que hizo Contraloría y que ahora está investigando la Fiscalía.

En fecha 16/09/2015, por ejemplo, aparece una carga en el tiempo récord de 7 minutos de 11.530 litros de gasoil común por valor de G. 55.000.000. Tampoco se presentó el ticket expedido por la distribuidora en estos casos.

Unos G. 1.225 millones en el 2015 y G. 1.500 millones de ejecución en combusti­ble registra la administra­ción de Friedmann. En su defensa, Friedmann alegó que no tenían disponibilidad, las tarjetas estaban sin saldo, entonces iban retirando com­bustible hasta que tuvieron fondos e hicieron pasar de una sola vez las tarjetas.

A esto se suman los 203 mil platos de almuerzo escolar que pagaron, pero no distri­buyeron en el 2016, y notas de remisiones que no condi­cen con lo realmente reci­bido por las directoras de escuelas. También alega­ron problemas “adminis­trativos” como firma tardía de contrato y para no per­der presupuesto adelanta­ron pago.

En cuanto a los pagos dupli­cados y triplicados por mis­mos repuestos a favor de la firma Maintal, de su her­manastro Ricardo Gotze, en el marco de contratos por valor de G. 1.087 millo­nes, Friedmann se escudó en que hubo equivocación en los datos de los vehículos y que en algunos casos los móviles se descomponían dos a tres veces por año.

Ya no estaba en la azucarera, pero declaró que cobraba salario

Otra denuncia que pesa sobre Rodolfo Friedmann es la posible declaración falsa de salario percibido en la Azucarera Friedmann y el origen del capital integrado en la sociedad anónima de nombre Estonia SA.

En su declaración jurada de bienes del 23 de setiembre del 2014, un año después de asumir como gobernador de Guairá, Friedmann declaró ingreso mensual de G. 18.000.000 de la Azucarera Friedmann. Sin embargo, su padre, Rodolfo Friedmann Cresta, nos había dicho que su hijo fue desvinculado de la fábrica en junio del 2012 y que lo máximo que sacó de ahí fue una indemnización de G. 90 millones “que cobró en dos cuotas”.

Friedmann padre sostuvo que su hijo “no era accio­nista en la fábrica. Nunca tuvo porcentaje de ganan­cias ni acciones, solo su aguinaldo y su sueldo”.

“Al morir mi padre en el 2004, por supuesto él era el presidente, asume la pre­sidencia otra persona, se quedó una vacancia en el directorio que nos corres­pondía a nosotros y yo le puse a mi hijo Rodolfo como director. Fue director por 8 años, ganaba G. 15 a G. 16 millones y ahí rescató a la mamá, le puso una cantina en la fábrica”, había refe­rido Friedmann padre en entrevista con La Nación. El señor hizo alusión a la madre de su hijo porque en los papeles se le atribuyó dote de millonaria.

El ministro Friedmann había declarado a la Con­traloría acciones por G. 2.500 millones. “Las acciones fueron compra­das mediante anticipo de herencia materna”, con­signó. Sin embargo, la madre del político es una mujer de modesto origen, que se dedi­caba a la venta de minutas en la ya mencionada azuca­rera de la familia de su hijo. De hecho, habíamos cons­tatado que la mujer reside en una humilde vivienda en Villarrica, que no con­dice con la capacidad eco­nómica que se le atribuyó en los papeles.

En las escrituras públicas consta que Friedmann y Guadalupe constituyeron una SA de nombre Nápo­les, en la cual el hijo puso en efectivo y de una sola vez G. 3.000 millones, mientras que su madre G. 2.000 millo­nes, también en efectivo y de una sola vez. Los montos no coinciden con lo que declaró ante la Contraloría.

Más tarde cambiaron el nombre de la SA y consig­naron el nombre de Esto­nia SA. En la declaración que Friedmann presentó al asumir en el Senado ya desapareció el sueldo que supuestamente percibía en la azucarera e hizo figurar G. 45 millones de ingresos en la firma que constituyó con la mamá.

Al parecer, Friedmann se cuelga de cargos públicos por puro deporte, ya que el ingreso que declaró en su SA es mucho mayor que el sueldo que percibía como parla­mentario y el de ahora como ministro de Agricultura.