Un calen­dario bastante cargado ten­drá Olim­pia en el pri­mer semestre, donde deberá intercalar parti­dos del torneo Aper­tura, que tendrá cinco adelantos, con la Copa Libertadores. Desde el ini­cio de la competencia para el Franjeado hasta el final de la misma, en la primera mitad del año, transcurrirán ape­nas 3 meses y poco más de 20 días, ni siquiera se constituirá en un semestre propiamente dicho de partidos oficiales.

En esos casi 113 días, el plantel dirigido por Daniel Garnero deberá disputar 28 juegos, de los cuales 22 corresponden al Torneo Apertura y 6 a la Copa Libertadores. Es decir que, en promedio, disputará un par­tido cada cuatro días.

Para cuando la fecha del debut en el torneo internacional lle­gue, el Decano ya casi habrá completado una rueda, ya que tendrá 9 fechas del Apertura encima.

El debut del Decano será el 26 o 27 de enero (se programa el lunes 14), recién en la segunda fecha del Apertura, ya que el choque ante Nacional de la primera será postergado debido al debut del Tricolor en Copa Libertadores el 22 de enero, misma fecha en la que arranca el Apertura.

El partido regularización ante Nacional podría repre­sentar un problema, debido a que si la Academia avanza las fases previas e ingresa a la fase de grupos, tendría recién un miércoles libre el 20 de marzo. Mientras que si queda eliminado en la pri­mera fase, el 13 de febrero será su primer miércoles libre, justo días antes del clásico de la fecha 6. En ese caso, Olim­pia podría considerar volver a postergar para no llegar con seguidilla de partidos ante el archirrival.

Por otra parte, antes de jugar el último partido de la fase de grupos, el Decano ya habrá disputado la fecha 20 del Apertura, por lo que puede llegar a su último partido de grupos de la Copa Libertado­res, peleando por el tricam­peonato local.