"Estamos dis­frutando este momento, en un club grande y todo es mucho más transcendente cuando las cosas van bien y cuando nos va mal también. Tuvimos un buen arranque en el torneo, pero vamos tranquilos, sabiendo que es largo, parejo. Todos se pre­paran para afrontar los par­tidos contra nosotros", dijo el entrenador franjeado Daniel Garnero a La Nación, ayer momentos antes del entrena­miento a puertas cerradas en la Villa.

Dijo que en el partido de mañana frente al 3 de Febrero "vamos a jugar contra un equipo recién ascendido, que nos va a hacer un partido difícil, intenso. Tenemos que estar muy bien, va a depender de nosotros para equiparar las ganas que van a poner ellos y después contrarrestarlos. Poner la jerarquía y calidad que tienen nuestros jugado­res. Si nosotros logramos eso, podemos traer la victoria que vamos a buscar en Ciudad del Este".

Admitió también sobre Roque Santa Cruz, que "va bien tranquilo en su recupe­ración, no queremos apresu­rarle porque queremos con­tar con él, cuando llegue ese momento queremos que se quede".

El equipo no sufrirá varian­tes con relación al juego que ganó el sábado en el clásico a su tradicional rival. El viaje será hoy rumbo al Este, donde quedarán concentra­dos en el CIDE.

ENTRADAS

Reportes extraoficiales del Este dieron cuenta anoche que se vendieron una buena cantidad de entradas, pero que la mayoría fueron a parar en manos de los revendedo­res de la zona. Aún así, se aguarda que mañana a la hora del partido el estadio Anto­nio Aranda se colme de afi­cionados.