El método es simple. Hay seis sombreros imaginarios, cada uno de un color diferente. En cualquier momento, un pensador o el grupo de trabajo puede escoger ponerse uno de ellos. Los sombreros involucran a los participantes en una especie de juego de rol mental.

El método puede parecer extremadamente simple e incluso infantil, pero tiene ciertos beneficios:

  • Es fácil de aprender y de utilizar, además de que tiene un atractivo inmediato. La visualización de los sombreros y de los colores ayuda a ello.  
  • Da tiempo disponible para el esfuerzo creativo deliberado. Uno puede pedir “tres minutos de pensamiento de sombrero verde”.  
  • Permite la expresión legítima de sentimientos e intuiciones en una reunión, sin justificaciones ni disculpas. “Esto es lo que siento”. 
  • Proporciona una manera simple y directa de conmutar el pensamiento sin ofender. “¿Qué tal un poco de pensamiento de sombrero amarillo sobre este punto?”  
  • Requiere que todoslos pensadores sean capaces de utilizar cada uno de los sombreros, en vez de quedarse cerrados en sólo un tipo de pensamiento.  
  • Separa el ego del rendimiento en el pensar. 
  • Proporciona un método práctico de pensar para utilizar diferentes aspectos del pensamiento.  
  • Se escapa de los argumentos en pro y en contra, permitiendo a los participantes colaborar en una exploración constructiva.  
  • Hace las reuniones mucho más productivas.

Los seis sombreros se pueden usar individualmente, en reuniones, para escribir informes y en numerosas circunstancias.

Fuente: Edward de Bono.