Muchas de las Mipymes, que son el motor de la economía, están dirigidas por mujeres. Estas generan más de la mitad de los puestos laborales y representan el 93% del tejido empresarial. Debido a la importancia de este segmento, presentamos a Débora Moreno, Karina Correa y Rossana Migliore, empresarias que encontraron la llave del éxito y se destacan dentro de este sector.

Cuando comenzaron su número era reducido y sus aportes poco apreciados, pero la semilla de la idea de convertirse en notorias germinaba en un sector minúsculo del imaginario colectivo. Hoy la historia es diferente, las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) constituyen un eslabón fundamental de la economía nacional. En Paraguay, el 80% de estos negocios es dirigido por mujeres. Dicho de otra forma, de cada 5 Mipymes que se abren en el país, 3 son lideradas por mujeres.

Por esta razón, FOCO presenta las historias de éxito de 3 empresarias que se destacan cada una en su rubro. ¿Qué tienen ellas en común? Que cumplieron sus sueños de emprender y que consiguieron hacer de sus vidas un ejemplo, impactar con sus logros no solo en su entorno familiar y laboral, sino también en su comunidad.

Rossana Migliore es dueña de GranOla La Rosita. Ella es una joven microempresaria que apostó fuertemente a la formalización, a la capacitación y a los sistemas de financiación con miras a hacer crecer su negocio.

Su audacia e inteligencia le permitieron conquistar grandes metas. Por ejemplo, el concurso de “Fortalecimiento y Desarrollo de los Microemprendedores” (FDM), impulsado por el MIC, la UIP e Itaipú Binacional, con el que se hizo acreedora de un importante capital inicial que le sirvió para afianzarse en el mercado y trascender las fronteras. Y es que gracias a esta iniciativa tuvo la oportunidad de viajar para exponer en ferias de alimentos y contactar con empresarios extranjeros que se mostraron interesados en importar sus productos. Además, es ganadora de los Premios ADEC 2016, en la categoría de Joven Empresaria Exitosa.

Débora Moreno representa al sector de las pequeñas empresas. Es propietaria de Innobra Terminaciones de Obras. Es arquitecta, madre, esposa e hija a la vez. Tiene una visión empresarial amplia y afirma que todo líder cuenta con la habilidad de mirar en 360° y cumplir con todas sus responsabilidades. Es perfeccionista, detallista y ama romper paradigmas.

En el 2015 fue galardonada por la ADEC, también en la categoría de Joven Empresaria Exitosa y se destaca por ser una de las pocas mujeres que lidera un segmento considerado como actividad para hombres. Su audacia y autoconfianza le permitieron ser la empresa proveedora del Banco Itaú a solo 6 meses de crear Innobra y sin tener mucha experiencia trabajando en el sector de las construcciones y terminaciones de obras.

Karina Correa proviene de una familia dedicada al rubro textil. Abandonó su profesión de Administradora de empresas para emprender y dedicarse a Florisk, una mediana empresa que confecciona uniformes escolares, corporativos y para médicos. Esta última línea ya exporta al exterior.

En Paraguay el Viceministerio de Mipymes viene realizando una importante tarea en cuanto a la promoción de iniciativas que permiten el fortalecimiento del sector, así como el aumento de la formalización de las mismas. Actualmente existen más de 1.500 empresas con cédula Mipymes y para los próximos 12 meses el objetivo es la formalización de unas 1.800 micro, pequeñas y medianas empresas más.