El músico paraguayo Juan Carlos Oviedo (71) se encuentra internado en el Hospital de Clínicas, luego de que una infección en una de sus extremidades hayan obligado a amputación de una pierna.

“El 30 de diciembre nos internamos, ya pasamos Año Nuevo acá”, comenta Ninfa da Silva, su esposa, quien explicó que el folclorista padeció una complicación de una herida causada por una uña encarnada que, producto de su diabetes, terminó con la amputación.

Un infarto ya había dejado diezmado a Oviedo tiempo atrás. Luego, en octubre último un accidente cerebrovascular lo dejó sin el habla y con problemas de audición.

Los familiares se encuentran disponibles a su cuidado en el Hospital de Clínicas, y aguardan la solidaridad de la sociedad, ya que el músico no posee protección de la seguridad social, y su único ingreso económico era la música.

Oviedo, oriundo de Itacurubí, de niño aprendió a cantar y a tocar la guitarra con Aniceto Coronel en Ypacaraí. En 1957 debutó en radio Guaraní con el acompañamiento de la orquesta típica de los Hermanos Vázquez. Es recordado por el grupo Juan Carlos Oviedo y los Hermanos Acuña.