Para el ex ministro de Hacienda, es clara la normativa que establece que los fondos de las instituciones públicas deben estar depositados en el Banco Nacional de Fomento (BNF) y no en bancos privados. A su criterio, en relación al caso que involucra a la presidenta de Petropar, Patricia Samudio, quien autorizó la transferencia de recursos de la institución a bancos privados, deben tomar intervención la Contraloría General de la República y la Auditoría General del Poder Ejecutivo.

  • POR JORGE TORRES  

En total unos US$ 43 millones de los fon­dos de Petropar están diseminados por diferentes bancos privados, cuando que según la Ley de Presupuesto que está vigente y una obli­gación que entró en vigen­cia desde el 2016, ese dinero debe estar depositado en el Banco Nacional de Fomento (BNF).

El 21 de agosto pasado se dio a conocer el decreto de nombramiento de Patri­cia Samudio como titular de Petropar. Desde los pri­meros días de su gestión ordenó a la gerencia finan­ciera el traslado de los fon­dos que estaban en el BNF a bancos privados. Incluso, fondos que estaban en ban­cos privados fruto del pago de algunos proveedores, también debían ser transfe­ridos al BNF. Sin embargo, Samudio dispuso que vayan a parar a otros bancos.

Según Santiago Peña, ex ministro de Hacienda, desde el año 2016, luego de un largo debate que había empezado la bancada de Unace en el Congreso, se insistió en llevar los recursos públicos al BNF y en 2016, esta obligación ya entró en la Ley de Pre­supuesto. “Todas las ins­tituciones tenían recursos en varias entidades pri­vadas. Se hizo un proceso gradual y se centralizó en el BNF, excepto los depósi­tos del IPS, que es el prin­cipal inversor del sistema financiero y sería riesgoso que tenga que en un solo banco todos sus depósitos”, comentó Peña.

Explicó que anteriormente las instituciones públicas podían decidir con que banco trabajar para el pago de salarios incluso, pero ahora todo se centraliza en el BNF.

“Petropar también tenía su propio negocio comercial que le permitía hacer pagos a proveedores al exterior. Hoy puede hacer depósitos de manera transitoria para pago a proveedores, pero no para mantenimiento en cuenta, es decir todo lo que son depósitos que tienen que mantenerse a la vista o plazo deben estar centra­lizados en el BNF”, explicó el ex ministro de Hacienda.

Consultado acerca de quién debería tomar cartas en el asunto, sobre la decisión de la presidenta de Petro­par de no respetar esta ley, Peña dijo que hay varias ins­tancias.

“Una es la Contraloría Gene­ral de la República, porque contrasta las normativas y las leyes, como se esta­blece el ordenamiento de gastos. Y la otra es la Audi­toría del Poder Ejecutivo. Acá el argumento que se está tratando de usar es que así nomas luego se hacía antes del 15 de agosto. Lo que debemos evaluar es cómo se uti­lizó la herramienta y en qué momento se hizo de manera indebida”, pun­tualizó.

Recordó que cuando estuvo en la cartera de Hacienda, hicie­ron un control rigu­rosos sobre todo esto a fin de que los recur­sos vayan al BNF. “Se tiene que revi­sar cuáles fueron las consideraciones que tomaron desde esta nueva adminis­tración de Petropar para hacer estos cambios”, mani­festó.

Patricia Samudio, titular de Petropar, autorizó (ver firma) el traslado de recursos del ente a bancos privados.foto: FACSÍMIL
Patricia Samudio, titular de Petropar, autorizó (ver firma) el traslado de recursos del ente a bancos privados.foto: FACSÍMIL