Moscú, Rusia | AFP.

“La FIFA era una organización muerta, en dos años ha recuperado la vida”, declaró su presidente Gianni Infantino, este miércoles en Moscú en la apertura del 68º Congreso, en el que se elegirá la sede del Mundial 2026, por el que compiten la candidatura formada por Estados Unidos, México y Canadá, frente a Marruecos.

“En dos años la FIFA ha recuperado la vida, tiene una visión de cara al futuro. Las reformas de gobernanza que lanzamos fueron decisivas, así como los principios de buen gobierno, para que la institución resucitara”, dijo Infantino en un discurso en el que alternó el francés, el alemán, el inglés y el español.

“Tenemos que respetar nuestras reglas y ser transparentes, rendir cuentas y obrar con cautela”, insistió.

A orillas del río Moscova, en la víspera del comienzo del Mundial, el inicio del Congreso se demoró unos 30 minutos debido a que algunos delegados llegaron con retraso. Finalmente comenzó a las 09h30 locales (06h30 GMT).

“Quiero darle las gracias a Rusia, al señor Vladimir Putin, que vendrá a vernos durante la mañana. Estoy convencido de que el Mundial de este año será el mejor de la historia”, dijo Infantino, antes de pasar el turno a la secretaria general Fatma Samara, que se encargó de hacer un ensayo general del sistema de voto electrónico.

Infantino aprovechó su alocución para repasar los principales puntos de su mandato, que comenzó a finales de febrero de 2016, sustituyendo a Joseph Blatter, en un contexto marcado por el caso de corrupción que supuso el mayor escándalo en la historia de la institución.

VAR y 48 equipos

“Se auguraban días muy sombríos en el aspecto financiero debido a la peor crisis de la FIFA, pero como verán más tarde, tenemos cifras muy impresionantes”, avanzó.

“El futuro se vislumbra más brillante, el fútbol está gestionando bien sus fondos”, subrayó, antes de enumerar algunos de los cambios que ha liderado.

Infantino se refirió al gran cambio que se avecina en el Mundial que comienza el jueves, la introducción del asistente de vídeo para los árbitros (VAR).

“Tuvimos la valentía de llevarlo al Mundial, para echar una mano a los árbitros. En 2018, cuando todo el mundo sabe en pocos segundos si el árbitro ha cometido un error grave, porque son humanos, eran los únicos que no sabían, les prohibíamos que se enteraran. Creo que ha llegado el momento de cambiar esto”, explicó.

Finalmente el italosuizo también argumentó otras de las reformas que ha liderado, llevar al Mundial a 48 equipos en 2026.

“Sabemos que la clasificación a un Mundial es el elemento más importante en el desarrollo del fútbol en un país. El entusiasmo que crea en los países y por eso hemos decidido aumentarlo a 48 equipos, alrededor del 22% de los miembros de la FIFA”, dijo.

Para los que no están convencidos, preguntar el desastre que supone a los que no se clasifican”, añadió.