Se abrió paso consiguiendo papeles menores en películas reconocidas hasta que le llegó la oportunidad en Guardianes de la Galaxia. Con un lugar ganado en Hollywood y en los corazones del público, regresa a su papel de Star-Lord en esta segunda parte de la película, que se estrena el 27 de abril.

De mesero a actor. De vivir en una furgoneta a ser parte del universo de los cómics. La vida de Chris Pratt (36) no estuvo servida en bandeja, y aun cuando ya se había adentrado en la actuación casi lo rechazan por ser gordo: su papel de Andy Dwyer en Parks and Recreation, por poco lo encasilla.

En una de sus tantas entrevistas había mencionado que originalmente su sueño era pagar las cuentas con solo actuar, hasta que lo logró, y que ahora su sueño está en constante evolución. Luego fue ser algo más que solo el malo de la película, después fue hacer de secuaz, y luego, la comedia.

Su primer contacto con la actuación lo hizo a través de la actriz y directora Rae Dawn Chong (recordada por El color púrpura) cuando él vivía en una furgoneta en Hawai y hacía de mesero. A partir de allí no se despegó de la actuación y consiguió papeles en series como Everwood, The O.C., Parks and Recreation y películas como Moneyball, Her, o La noche más oscura; pero su despegue real se da con Guardianes de la Galaxia en el 2014.

"Con Guardianes… crucé una línea y, ahora, hasta puedo elegir los papeles. Nunca me hubiera imaginado eso; antes, hubiera hecho comerciales para medicamentos de herpes si alguien hubiera querido, con tal de no atender mesas de nuevo".

De chico, leía cómics cuando su madre se podía dar el lujo de comprarle y él quedaba fascinado con la forma de los personajes. En los músculos, en la estructura, en las proporciones. Hasta llegó a comprar un kit de Marvel para dibujar. Así que cuando le llegó el momento de interpretar a Peter Quill, alias Star Lord en Guardianes de la Galaxia, le encontró sentido al hecho de que tenía que verse como un superhéroe y trabajó para conseguirlo.

Por eso no es de extrañar que, tras ingresar al universo Marvel y aparecer en portadas de revistas, notas y programas, hoy destaquen su atractivo físico. Sin embargo, él insiste en que lo importante no es mantener su figura o su popularidad, sino los papeles que vendrán. Y es que antes de conseguir el de Star-Lord, hizo audiciones para Avatar, Star-Trek y G.I. Joe, pero su perseverancia fue clave para avanzar en la carrera de la actuación.

La historia continúa

Guardianes de la Galaxia Vol. 2 inicia meses después de los acontecimientos sucedidos en la primera película y veremos a un Star-Lord decidido a cuidar de la banda y ligeramente más responsable que al comienzo de la anterior. Los guardianes están trabajando por contrato para realizar tareas de protección, específicamente para Ayesha y Soberano, quienes son un poco quisquillosos. El rol de Star-Lord será el de evitar que los guardianes los ofendan, porque eso se paga con la muerte.

"Lo más emocionante de ser Star-Lord es que me permite ofrecer mi mejor versión de lo que mejor sé hacer, la oportunidad de volcar mi propio tipo de humor. Era algo que yo sabía que podía hacer y moría por tener una oportunidad así. Algo que fuera cómico y físico".

En la narración se introduce a un personaje muy importante, el papá de Peter Quill, interpretado por Kurt Russell. "Quill está desesperado por saber quién es su padre, al que está buscando desde hace años, y cuando lo conoce logra llenar ese vacío. Trabajar con Kurt fue un enorme placer y algo para tachar de cosas imprescindibles para hacer antes de morir. Su liderazgo, su ética de trabajo, fue jugador profesional de béisbol, es piloto, es padre de hijos muy juiciosos, pescador, cazador y amante de la naturaleza. Le pregunté si quería ser mi padre en la vida real y aún espero su respuesta".

En cuanto a las chispas que vimos entre Quill y Gamora (Zoe Saldana) en la primera parte, en esta segunda película no la pasan por alto. La retoman donde había quedado. "Es cierto que Gamora está encerrada en sí misma por haber sido criada como una superasesina mejorada cibernéticamente. No es la persona más vulnerable, así que Quill está intentando que ella exteriorice y exprese sus sentimientos. A lo largo de esta película, eso sucede, y vemos que su relación se desenvuelve de un modo increíble", nos adelanta Pratt.

Es lógico preguntarse cómo fue la relación con Zoe Saldana más alla del set. "Fue maravilloso conocer a Zoe -responde el actor, casado con Anna Faris desde el 2009 y con quien tiene un hijo-. Nuestras vidas cambiaron tanto desde la primera película. Fuimos a su boda y ella ahora tiene mellizos. Creo que la maternidad ha sido algo increíble para ella, como lo es la paternidad en general para muchos hombres y mujeres. Suele sacar afuera un costado maravilloso de las personas, y es realmente hermoso ver eso en Zoe. Es una mujer fuerte, poderosa y comprometida que adora a su familia y sus hijos. Es muy agradable trabajar con alguien como Zoe. Viene totalmente lista para rocanrolear".

La música

No es sólo una cuestión de fondo sino una herramienta narrativa del director James Gunn. Y una de las cosas que más gustó de la película. "Quill recibe al final de la primera película el Awesome Mix Volume 2, que es un presagio de lo que vendrá, porque las canciones cumplen la misma función que en la primera: ser parte de la historia. No están puestas al azar. Cada vez que suena una canción, sale de un grabador o una casetera que está encendida y hay una razón por la cual suena en ese momento".

Para el rodaje de la película lo hacen con las canciones y si no la pueden encender durante el rodaje, le dan un audífono a los actores para que sepan con qué música se editará esa escena. "Escuchar la música con antelación y mientras rodamos la escena ayuda muchísimo. Nos ayuda a entender el ritmo de una escena y nos alinea. Creo que es fundamental, y yo comencé a incorporar música en mis interpretaciones luego de eso", explica el protagonista.

Spoiler alert: ¿Qué va pasar con Baby Groot?

"Él cautivó a los espectadores en su breve baile al final de la primera película. Les pareció a todos realmente adorable. Y lo es. Es como un tierno bebito. Y es como que todos estamos cuidando de este pequeño, pero hay más detrás de por qué debemos protegerlo. Todo estamos secretamente esperando que Baby Groot se robe la película. Las personas que esperen tener en el cine una experiencia transformadora la tendrán. Será diferente, como fue la primera. Los deslumbrará", promete Pratt. Esperamos ansiosos eso.