Un ciberataque "de dimensión nunca antes vista" logró ayer viernes bloquear el acceso a los sistemas informáticos de instituciones estatales y privadas alrededor del mundo. El virus informático (conocido como malware) atacó ayer a varias decenas de países del mundo. Un software, del tipo ransomware, realizó el secuestro exprés de datos y pidió un rescate para liberar el sistema.

La campaña masiva de ransomware, un ataque en el que los perpetradores piden dinero a cambio de liberar el acceso, cerró los sistemas informáticos en instituciones de Reino Unido, EEUU, China, Rusia, varios países de Europa y América Latina, Vietnam y Taiwán. En Reino Unido, el virus colapsó el Servicio Nacional de Salud, informaron grandes medios del mundo.

En EEUU, Fedex fue una de las empresas afectadas. En un tuit, Costin Raiu, el director global del equipo de investigación y análisis de Kaspersky Lab, una empresa de seguridad informática, afirmó que se registraron más de 45.000 ataques en 74 países. El ataque no afectó a infraestructuras críticas.

Ese tipo de virus representa el 72,75% del malware, según las compañías Kaspersky Lab y Panda Lab. El software malicioso que provocó el ciberataque a nivel global es un WanaCrypt0r, una variante de WCry/WannaCry. Tras instalarse en el equipo, ese virus bloquea el acceso a los ficheros del ordenador afectado pidiendo un rescate y puede infectar al resto de ordenadores vulnerables de la red. WanaCrypt0r cifra archivos del disco duro con extensiones como .doc, .dot, .tiff, .java, .psd, .docx, .xls, .pps, .txt o .mpeg, entre otros, y aumenta la cuantía del rescate a medida que pasa el tiempo, señaló el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe).

Jaime Blasco, director de los laboratorios de Alienvault en San Francisco, dijo que el ataque fue parado tras la difusión de un parche de Windows por parte de Microsoft.