Buenos Aires, Argentina | AFP

La pérdida de empleos, hartazgo social e incertidumbre, son el costado negativo de una revolución tecnológica que, sin embargo, ha dado mayor participación a la sociedad, declaró este jueves en Argentina el magnate mexicano Carlos Slim.

"La sociedad civil está hoy mucho más informada, con una conectividad que ya no está limitada a los clásicos medios de comunicación", reflexionó Slim en un panel del Encuentro de ex-presidentes, empresarios y Académicos que se desarrolla hasta el viernes en Buenos Aires.

Slim, magnate de las comunicaciones y uno de los hombres más ricos de América Latina, consideró que la revolución tecnológica que ha vivido el mundo en los últimos años ha traído beneficios pero también dolores de cabeza, el principal de ellos el desempleo, en parte porque los Estados no han sabido acompañar el cambio.

"Muchos cambios no se han conducido y tienen a la sociedad cansada. Ese hartazgo social está ligado al miedo, a la falta de esperanza, hay incertidumbre que está creando un problema delicado", dijo Slim.

El empresario señaló que aunque la tecnología cambió de lleno nuestra forma de vivir y de comunicarnos "no se están cambiando las características del empleo" para adaptarlo a esa nueva realidad sin provocar desajustes.

COMERCIO SIN TIENDAS

Como ejemplo de los cambios en la era virtual citó que "hoy en día la mayor escuela del mundo no tiene salones de clase, el mayor transportista no tiene coches propios, el mayor hotelero no tiene cuarto de hoteles y el mayor comercio no tiene tiendas".

"Esta transformación tan rápida está provocando problemas, vaticina que van a desaparecer empresas o se hacen chiquitas y en el camino se quedan sin empleo millones de personas", explicó.