Por Yvelice Villalba M.
Un emprendimiento que comenzó como un pasatiempo hace 15 años haciendo juguetes lúdicos, hoy es la principal actividad socio productiva de Fritz Sánchez (44 años), su esposa Moy Rondón (45 años) y Emmanuel Rondón (17 años). Ellos son una familia venezolana que decidió migrar al país hace unos años para ofrecer sus productos.
Estos emprendedores, enamorados de la biodiversidad nacional, han venido creando una amplia línea de rompecabezas donde se destacan los mamíferos, peces y artrópodos, junto a una serie de árboles donde el tajy (lapacho) se destaca por su belleza. Son alrededor de cincuenta modelos diferentes los que crearon hasta la fecha. Existen piezas de sencillo armado como el yaguareté, tapir o carpincho o capibara, para que niños a partir de tres años puedan desarrollar la motricidad fina; hasta materiales para adultos como el pez dorado, que pondrá a prueba la paciencia y la determinación de cualquier persona o profesional, que tenga como meta el poder armarlo.
“Es un emprendimiento familiar, Fritz Sánchez hace el corte de los juguetes, mi hijo mayor Emmanuel Rondon los lija y les da el acabado y yo los coloreo con tintes ecológicos que fabricamos nosotros mismos. En el diseño, participamos ambos”, cuenta Moy.
Agrega que el proyecto surgió en Venezuela, país del que son oriundos. “Surgió cuando mi, ahora esposo, Fritz Sánchez, estudiaba comunicación social en la Universidad Central de Venezuela y siempre tuvo la inquietud de trabajar con madera; comenzó de forma autodidacta a hacer juguetes como un pasatiempo y con el pasar de los años, a la par del ejercicio periodístico especializado en ecoturismo y medio ambiente, creó el concepto de “Lúdicos ecológicos” y pasó a hacer su principal actividad socioproductiva, con el cual se enfocó a dar a conocer la fauna local a través de rompecabezas con el fin de interrelacionar a los infantes con la biodiversidad y sumar esfuerzos, por una concienciación colectiva que proteja el medio ambiente”, precisa.
“Cuando decidimos emigrar al Paraguay este año, el cual lo elegimos por las múltiples reseñas que describen al Paraguay como un país de personas cordiales, decidimos llegar directamente como emprendedores con los juguetes lúdicos , y bajo el mismo concepto comenzamos a desarrollar una línea de juguetes enfocados en la fauna local”, señala Moy.
Moy realizó estudios de Estadística y Ciencias Actuariales en la Universidad Central de Venezuela, pero no concluyó la carrera. Luego trabajó en diversas empresas de estudios de mercado y finalmente conoció a su marido Fritz, con quien de a poco fue moldeando el negocio de los juguetes como su actividad principal.

El juego es importante para el desarrollo de las funciones físicas, mentales y sociales del niño.
El juego es importante para el desarrollo de las funciones físicas, mentales y sociales del niño.

INVERSIÓN
La inversión inicial que hicieron fue de dos mil dólares para la compra de la maquinaria básica y los insumos para comenzar la producción.
“Nuestra principal línea de diseño es hacer piezas basadas en la síntesis gráfica de especies locales, desde papagayos hasta yaguaretes, pasando por peces como el dorado, surubi y pirañas, también mariposas y reptiles. Todas las semanas vamos sumando modelos nuevos según vamos descubriendo la riqueza de la fauna paraguaya y la interacción del público que nos recomienda nuevas especies. También, hemos iniciado una serie de árboles del Paraguay y una serie de piezas navideñas; a la par también desarrollamos trabajos corporativos, trofeos y piezas por encargo de logotipos de empresas y comercios”, explica.
PROMOCIÓN
Aañade que desde que iniciaron la producción en Paraguay, la receptividad del público ha sido excelente, y les motiva a seguir desarrollando piezas con motivos de la naturaleza y fauna de Paraguay.
“Más que evolución, actualmente estamos en un proceso de crecimiento creativo que va de la mano del enriquecimiento que vamos adquiriendo del contacto con el público. Esperamos contar próximamente con más de cincuenta modelos diferentes de fauna y flora paraguaya, ¡y seguimos diseñando, creciendo la oferta de productos!”, cuenta Moy.
La promoción hacen en gran medida, a través de las redes sociales (Facebook: Lúdicos Ecológicos Paraguay, e Instagram: @ludicos_ecológicos) y la difusión personal en los eventos al cual asisten. “Con relación a la venta, la realizamos directamente al público a través de las distintas ferias que nos invitan en Asunción y ciudades cercanas”, expone.
PROYECTO
La emprendedora espera contar con una gran diversidad de modelos de fauna y flora local. “Asimismo esperamos que el año próximo podamos inaugurar una tienda de Arte & Artesanía y dictar talleres de lúdicos ecológicos, donde los niños participen en dinámicas de concienciación ambiental y pinte un lúdico o rompecabeza de fauna local, que finalmente se lo llevará a su casa. Al jugar y compartir con sus amiguitos y vecinos se multiplica aun más el mensaje de conservación de la biodiversidad. Ese es nuestro principal objetivo”, manifiesta.
EMPRENDER
Fritz y Moy son emprendedores natos, han desarrollado varios proyectos en su país de origen . “En Venezuela realizamos varios, teníamos una tienda de artesanía y el taller de los lúdicos y adicionalmente realizabamos varias publicaciones turísticas como la primera guía de ecoturismo del estado Bolívar, tres series de postales y un mapa turístico de Ciudad Bolívar, entre otros. En Paraguay es nuestro primer emprendimiento”, señala Moy.
En cuanto a la consulta si es fácil emprender. Moy señaló: “Si, mas allá de los esfuerzos lógicos que implica el iniciar un emprendimiento, crear el concepto del negocio, hacer los cálculos de costos de producción, insumos, depreciación de equipos, etc, considero que el país y sus organizaciones están prestas a apoyar las nuevas unidades de producción y negocio por pequeñas que estás sean. En nuestro caso, te comento un sencillo ejemplo: el apoyo de la Asociación de Artesanos de Asunción, Ciudades Vecinas y afines del Paraguay (ASACIVAPA), organización que conocí pasando por la Plaza O’Leary, semanas atrás, es un apoyo muy importante. En aquella oportunidad, la presidenta de los artesanos, Arminda Careaga, nos felicitó e invitó a participar de un evento y allí estuvimos con ellos participando, todos los demás artesanos de la Asociación fueron muy receptivos y preocupados por nosotros, no sólo a nivel artesanal, sino también dándonos orientaciones a nivel personal en esta nueva etapa de descubrimiento de la vida aquí en Paraguay; todos son muy gentiles y les interesa apoyar tanto a la persona como proyectar la cultura. En Paraguay la calidad humana es extraordinaria”, asegura.
Añade, que para emprender es importante tener constancia, creatividad e interacción con el público al cual va dirigido el producto y/o servicio que uno desarrolle. “La búsqueda de la excelencia y mantener y mejorar la calidad del producto son primordiales para ir creciendo con buen paso. Amar lo que haces, creer en lo que haces y no descuidar la promoción de tu emprendimiento es también fundamental”, agrega la emprendedora.
Y finalmente señala que lo importante para ellos es concienciar sobre la importancia de los juguetes para el desarrollo de las funciones físicas, mentales y sociales del niño.
CONTACTOS
Para conocer más sobre este creativo trabajo lúdico y educativo visite sus redes sociales, Facebook: Ludicos Ecologicos Paraguay, e Instagram: @ludicos_ecologicos