La hija del conductor y productor televisivo Marcelo Tinelli brilla con luz propia al frente de su marca de ropa. De visita en su tienda de Asunción, presentó la colección otoño-invierno y, además, nos dio una entrevista exclusiva en la que comparte su particular visión de la moda.

Fotos: Christian Vázquez

Micaela (28) abría en el 2012 la primera tienda de Ginebra en su país. Graduada en Producción de Moda de la Universidad de Palermo, siempre tuvo al diseño como su verdadera pasión y al apoyo de su papá como incondicional para todo. Es más, hasta en esto la marcó, porque el haber sido parte del entorno televiso la incentivó a estar en contacto con los vestuarios. Recorría los estudios espiando los percheros de las salas, que a esa edad, le parecían interminables.

Su mayor desafío fue hacer realidad su sueño con Ginebra. "Desde la universidad soñaba con tener mi propia marca de ropa, y con Ginebra, lo estoy viviendo. Ahora sigo generando nuevas expectativas todo el tiempo, y el plan es seguir trabajando para enriquecerlo todos los días", explica.

Junto a sus dos socios, Romina Pigretti y Luciano Abitboul, encara todo en la empresa. Cada uno tiene su rol para trabajar mejor y desarrollar las habilidades únicas personales. "Tengo un equipo de diseño que es lo más. Mi socia Romina se ocupa más del diseño y de armar la colección, más allá de que yo hago los viajes de producto con ella y ahí cada una va buscando lo que le gusta en base a nuestros gustos personales. Luciano se ocupa de toda la logística y la parte administrativa, y a mí me encanta todo lo que está relacionado con la imagen. Desde pensar en las campañas, el manejo de las redes sociales y estrategias, desfiles… todo eso es lo que más me gusta y en lo que más cómoda me siento", comenta a VOS.

Contrario a lo que uno esperaría, el haber crecido en el ojo público y bajo la fama de su padre, la hizo más cercana a sus afectos antes que hacerla sentirse cómoda en público. En una entrevista publicada en la revista argentina Ohlalá en el 2014, expresaba que se siente mucho más cómoda con su círculo cercano y que no le gusta estar sola, siempre acompañada.

Instagram es una de las redes sociales que más utiliza para investigar tendencias. Le encanta y, de hecho, revela que descubre gente nueva que le gusta todo el tiempo: "Sigo mucho a Chiara Ferragni, las hermanas Hadid (Gigi y Bella), las Kardashian, Hailey Baldwin, Sofia Richie. Me gustan mucho también las que están en la música, como Rihanna, Selena Gomez, Beyoncé. Y sigo mucho a los hombres, como Justin Bieber, Zayn Malik, Kanye West, entre tantos otros".

Se confiesa fanática de las zapatillas (los championes para nosotros). Lo que nunca falta en su armario son las remeras básicas, una buena campera de cuero, una linda bomber, carteras "y accesorios cancheros para complementar todos los looks". En cuanto a su paleta predilecta, detalla que no usa muchos colores en general; prefiere los colores básicos (blanco, negro, gris), los azules y toda la gama del marrón, aunque confiesa que esta temporada la encuentra fanatizada del violeta. ¡Y a tomar nota! Porque asegura que los ítems imprescindibles del otoño-invierno serán la calza engomada o de cuero, botitas cancheras, zapatillas deportivas blancas y alguna parka verde militar.

Lo curioso es que al ser tan unida con su hermana Candelaria nunca se prestaron ropa, uno de los típicos problemas que viven la mayoría de las hermanas, sobre todo en la adolescencia. "Tenemos estilos diferentes pero, por lo general, nos gustan las mismas cosas aunque cada una lo adapta a su estilo personal. Cuando viajamos vamos a comprar ropa juntas y la pasamos re bien, está buenísimo".

Se suele mencionar que heredó de su padre la destreza para los negocios, por lo que ella contesta al respecto: "Le consulto cosas todo el tiempo y aprendo mucho todos los días de él. Más allá de su valor como empresario, papá es una de las personas en las que siempre me apoyo".

En sus ratos libres le gusta mirar series, escuchar mucha música y pasar tiempo con sus perros. Y sostiene que hoy en día la mujer busca sentirse cómoda y linda. "La moda es algo que me encanta y me apasiona, es parte de mi trabajo. Es donde canalizo mis ideas y mis sueños, forma parte de mi vida diaria".

Por el momento, disfruta de todo lo logrado en los cinco años de vida que ya cuenta su marca, presente en nuestro país desde el año pasado. "Estoy totalmente abocada a Ginebra y eso me ocupa todo. Su valor agregado son todos los detalles que llevan las prendas, los bordados, las piedras e hilos metalizados, que son un must, y por eso creímos que a las mujeres paraguayas les gustaría y se sentirían identificadas", menciona invitando a dar una vuelta por el local ubicado en el Shopping del Sol.


La colección invierno 2017

Tiene como premisa que cada prenda es protagonista. Los materiales van desde la liviana gasa de seda hasta paños de lana, suaves abrigos de terciopelo y seductoras chaquetas de cuero. Y como es usual en sus diseños, se aprecian tanto apliques como detalles, totalmente bordados a mano. El color de la temporada es el azul marino, aggiornado con rojo, camel y distintas tonalidades de verde.

La propuesta incluye siluetas rectas y relajadas en sacos, blusas, faldas plisadas y pantalones, además de capas, tapados y camperas de estilo y materiales diferentes. Los must de este invierno son los abrigos militares, la tendencia más fuerte que se impone con la aparición de los abrigos de doble abotonado y con detalles dorados.

También son parte los volados en las blusas, vestidos, faldas, denim y sacos sastreros. De los años 50 y 60 vemos la infaltable capas, prenda superfemenina. Si buscamos una textura protagonista, es el brocato de seda, hermoso y versátil, que lo vemos en las carteras y los zapatos. En cuanto a los accesorios, Ginebra incluye zapatos deportivos con aplicaciones de estrellas, borcegos abotonados sin talón, minicarteras con flecos y mochilas en colores combinados.

Y en su línea Ginebra Privé, la elegancia femenina se fusiona con la estética urbana fuerte, tanto para el día como para la noche. Introduce la formalidad de las siluetas lounge wear y el aspecto militar con una elegancia juvenil desestructurada. La seda y la lana aparecen de manera recurrente en la colección y la riqueza de los bordados, característica de la marca, también está presente en los vestidos, sastrería y blusas.