A poco de cumplirse un año del atraco al Congreso Nacio­nal, el 31 de marzo, la empresa Aseguradora Paraguaya SA aún está en un juego de "tira y afloje" con las autoridades legislativas con respecto a la cobertura del seguro para la reconstrucción del área afec­tada por el siniestro. Dicha situación la confirmó ayer el propio titular de la Cámara de Senadores, Fernando Lugo, mientras realizaba un reco­rrido por las dependencias de la sede legislativa para cono­cer in situ las condiciones de trabajo de los funcionarios.

Lugo recordó que con la aseguradora se realizaron varios relevamientos. Sin embargo, hasta el momento no se está pudiendo coincidir en el monto oficial de cober­tura para la reparación de los daños ocasionados.

"Habíamos dicho que los datos y los cálculos que hemos hecho (con la Facultad de Ingeniería de la UNA) son unos G. 17.000 millones. Sin embargo, ellos nos pasaron una cobertura de unos G. 7.000 millones, lo cual no cubre ni la mitad de los daños del edificio. Estamos en un juego de tire y afloje a fin de elaborar un consenso en la parte técnica, jurídica y administrativa. Estamos en semanal reunión con la asegu­radora y esperamos que tenga una solución lo más rápida posible", explicó.

Días atrás funcionarios del área de mantenimiento y seguridad realizaron sus quejas anónimas, por temor a represalias, por la situación de insalubridad en la que se encuentran trabajando. Lugo reconoció esas condiciones de insalubridad en varias depen­dencias. Indicó que debido a la falta de espacio existe una situación de hacinamiento, que propicia una conviven­cia insalubre, pero se han bus­cado las mejores alternativas para paliar la situación.

Indicó que una de esas medi­das ha sido la decisión de que no todos los funciona­rios vengan a trabajar a la vez ante la falta de espacio físico. Indicó que hay cierto grupo de funcionarios que han llevado su trabajo a sus casas y desde ahí han reali­zado sus reportes, como los responsables de taquigrafía de la dirección del Diario de Sesiones. Así también se han alquilado algunas oficinas aledañas al Congreso a fin de que puedan realizar sus respectivas tareas.