Iniciamos una serie de publicaciones, un dosier, sobre personajes representativos de la política nacional que buscan volver a los altos cargos o continuar con los que actualmente detentan. Vamos a desempolvar el archivo en momentos en que muchos de ellos son candidatos y buscan pasar ante los votantes como "liebres, pero son gatos".

El período presiden­cial de Fernando Lugo y Federico Franco (2008-2013) tiene la parti­cularidad de tener la mayor cantidad de ex ministros procesados por diferen­tes causas. Varios de ellos actualmente son legislado­res y otros están en cargos de elección popular o llevan a cuestas sus procesos judicia­les, pero hasta el momento lograron evadir a la Justicia con abundantes e ingeniosas "chicanas". Pero la mayoría hoy busca tu voto para conti­nuar evadiendo a la Justicia.

Es nutrida la lista de los ex ministros del período del Frente Guasu y del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) que están procesa­dos. Hoy daremos un vis­tazo general de todos ellos, mañana nos ocuparemos de aquellos que buscan el "rekutu" para continuar blin­dados y evadir a la Justicia.

Fernando Lugo y Federico Franco tienen algo en común: la enorme cantidad de colaboradores que tienen cuentas pendientes con la Justicia.
Fernando Lugo y Federico Franco tienen algo en común: la enorme cantidad de colaboradores que tienen cuentas pendientes con la Justicia.

LOS EX MINISTROS DE LUGO Y FRANCO IMPUTADOS

Iniciamos el dosier con el ex ministro de Obras Públicas (MOPC) Efraín Alegre, del PLRA, que ejerció el cargo durante el gobierno de Fer­nando Lugo. Está imputado por la Fiscalía por lesión de confianza, estafa y tráfico de influencias en el caso cono­cido como la "ruta de la men­tira". Alegre habría agilizado el proceso de adjudicación de la Ruta 13, que une Caa­guazú, Yhú y Vaquería, y autorizó en aquel enton­ces un anticipo de G. 33.216 millones (US$ 7,5 millones).

Desempolvamos del archivo a uno de los ex funcionarios del periodo liberal que enfrenta la mayor cantidad de imputa­ciones, Luis Ortigoza, ex pre­sidente del Instituto Nacio­nal de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert). Está acusado de compraventa de tierras durante su gestión al frente del Indert: 5.000 hectáreas inservibles como agrícolas, de la empresa San Agustín; cerca de 10 hectáreas del aeropuerto de la colonia Caa­guy Poty, de Capitán Bado, a un ciudadano de origen árabe; algo más de 7 hectáreas de la Reserva del Mbaracayú, pro­piedad de la Itaipú Binacional; subvaloró 52.000 hectáreas en Lagerenza, Bahía Negra, para venderlas prontamente.

En la lista encontramos a los ex ministros de Agricultura Enzo Cardozo y Rody Godoy, del PLRA, que a más de com­partir el mismo partido polí­tico también conllevan los mismos procesos judiciales por hechos de corrupción, estafa, apropiación, uso de documentos no auténti­cos y lavado de dinero. La causa fue por el presunto desvío de G. 3.700 millones que debían ser destinados a comités de productores a través de proyectos del Pro­grama Nacional de Fomento Pecuario (Pronafope).

Un viejo aliado de Lugo es Carlos Filizzola (derecha).
Un viejo aliado de Lugo es Carlos Filizzola (derecha).

LOS FILIZZOLA

La patria Filizzola se suma al cuadro del demérito. Carlos y Rafael Filizzola. Los ex minis­tros del Interior están investi­gados por la fiscalía en el caso de la compra y pago de cuatro helicópteros durante su ges­tión. El perjuicio supera los G. 47.000 millones. Además, Rafael está procesado por daño patrimonial al Estado por el supuesto pago irregu­lar de refacciones en comisa­rías por un monto que ronda los G. 1.132 millones.

Camilo Soares, ex ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) en el periodo luguista, está firme en la nómina de ex autoridades que enfrentan causas judiciales como resultado de su gestión. Soares enfrenta imputación en el caso "coquitos de oro". La causa está paralizada desde hace siete años gracias al uso masivo de la "chicana". La Fis­calía lo acusa por dos compras puntuales que arrojaron un perjuicio que ronda los G. 1.224 millones de guaraníes.

Otro ex ministro de ese período presidencial es Enri­que Salyn Buzarquis, quien estuvo a cargo del Ministerio de Obras Públicas y Comuni­caciones (MOPC). Está inves­tigado por la fiscala de Delitos Económicos Victoria Acuña por supuesta lesión de con­fianza y usurpación de fun­ciones públicas cuando diri­gía el MOPC. El perjuicio al Estado ronda los US$ 500 mil y a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) unos US$ 100 mil, por la contratación de servicios sin el respectivo llamado a licitación.

Luis Alberto Riart fue minis­tro de Educación. Durante su gestión se ejecutó la com­pra aparentemente irregular en el 2009 de un edificio para el MEC por G. 14.000 millo­nes. El avalúo real rondaría los G. 12.500 millones.

Sumamos al ex ministro de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Sena­vitat), Gerardo Rolón Pose, quien está imputado en el pro­yecto de construcción incum­plido de 732 viviendas econó­micas con ofertas de terrenos en las ciudades de Caaguazú, Coronel Oviedo, Ciudad del Este, Presidente Franco, Villarrica, Troche, Iturbe, Pilar y Alberdi. El monto del perjuicio al Estado asciende a G. 647 millones.

Otro ex ministro de la era de Fernando Lugo y Fede­rico Franco es José María Orué Rolandi, quien estuvo al frente de la Secretaría de la Niñez y Adolescencia. Está imputado por compras sobre­facturadas de alimentos en los programas Abrazo y Painac para asistencia a niños y ado­lescentes en pobreza extrema a través de su empresa Gra­nos y Aceite. El perjuicio es de unos G. 3.600 millones.

MAÑANA:

  • “Gatos por liebres”: los ex ministros imputados de la era Fernando Lugo-Federico Franco, pero que buscan ser electos para poder evadir a la Justicia.