El Consejo Episcopal Permanente (CEP) emitió un comuni­cado rechazando las accio­nes criminales del autodeno­minado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), las cua­les las señaló como motiva­das por "turbias ideologías o por negocios ilícitos". Tam­bién manifiesta la cercanía espiritual a los familiares del colono menonita Abra­hán Fehr.

"Nos envuelven la tristeza e indignación ante el hallazgo de los restos de Abrahán Fehr. Expresamos nuestra solidari­dad y cercanía espiritual a su familia y a la comunidad que vive su duelo en tan dramáti­cas circunstancias. Oramos y compartimos con ellos la fe en la resurrección que ali­menta nuestra esperanza", reza el texto.

Señala también desde la CEP su "rechazo y condena" a los secuestros de personas y las "acciones criminales de los grupos armados que operan en la zona movidos por tur­bias ideologías o por todo tipo de negocios ilícitos".

Los obispos realizaron un llamado al grupo crimi­nal EPP, que sigue mante­niendo en cautiverio a los compatriotas que "los libe­ren y abandonen definiti­vamente el camino equi­vocado de la violencia y del terror. La vida humana es sagrada, y en ningún caso debe ser usada para mani­pulaciones políticas, tran­sacciones lucrativas, espe­culaciones homicidas o trofeos ideológicos".

Mediante la nota, los reli­giosos instaron a los inte­grantes de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) a rea­lizar una evaluación de su gestión en la zona norte del país, así como un replantea­miento serio de sus estrate­gias de combate.

"El Norte quiere paz; el Paraguay quiere paz. El camino de la paz es el diá­logo, que favorezca el desa­rrollo humano y social en el marco del estado de derecho que nos rige. Instamos a los tres poderes del Estado, a los organismos de seguridad del Estado, a las autoridades departamentales y distrita­les, a los actores económi­cos y políticos, a las organi­zaciones sociales y a todos los ciudadanos de bien, a colaborar para crear con­diciones de equidad social, de participación y de comu­nión, donde pueda prospe­rar la concordia, la justicia y la paz, libre de violencias y derramamiento de sangre", menciona el comunicado.