El diputado libe­ral Carlos Portillo, imputado por trá­fico de influencias, soborno, cohecho pasivo agravado y asociación criminal, plan­teó varios incidentes en el marco del proceso penal que soporta y, a su vez, se pide su desafuero ante la Cámara Baja.

El parlamentario presentó un incidente de excepción de falta de acción por incom­petencia de jurisdicción; es decir, pretende que el caso se tramite judicialmente en Ciudad del Este debido a que el supuesto hecho por el que se lo investiga se habría pro­ducido en esa zona del país.

Asimismo, el abogado José Valenzuela, quien ejerce la defensa del legislador, inter­puso un recurso de reposi­ción y apelación en subsidio en contra de la resolución del magistrado en la que se comunica el pedido de desa­fuero a la Comisión Perma­nente del Congreso y por la cual tiene por recibido el acta de imputación.

Por su parte, el juez Gus­tavo Amarilla, interino de su colega Julián López, a través de un escrito, indicó que la Comisión Perma­nente del Congreso Nacio­nal aún no se ha expedido sobre la comunicación reali­zada por el juzgado con rela­ción al diputado Portillo, quien sigue teniendo fue­ros. Por lo tanto, se difiere la sustanciación de los inci­dentes planteados en la pre­sente causa hasta tanto el Congreso se expida sobre el pedido de desafuero.

Estas acciones se plantea­ron días antes del trata­miento en la Cámara Baja del desafuero de Portillo. Sus pares fueron convoca­dos para el día martes a fin de tratar esta medida. En principio, se había señalado que la comisión trataría el pedido de convocatoria para el jueves. Sin embargo, se fijó la reunión extraordi­naria para el martes 16 de enero, a las 9:00.

IMPUTACIÓN

La imputación fue presen­tada por la fiscala Liliana Alcaraz. El escrito del Minis­terio Público indica que se inició de oficio la investiga­ción en contra del legislador como consecuencia de divulgaciones periodísticas rea­lizadas por un medio radial.

Estas consistieron en la difu­sión de audios en los cuales se escucha al diputado Porti­llo conversar con una mujer sobre la obtención de una supuesta resolución favora­ble en un caso judicial a cam­bio de dinero.­