El precandidato a la Presidencia por el movimiento Honor Colorado, Santiago Peña, manifestó que desde ya empieza a trabajar por la uni­dad dentro del Partido Colo­rado, de modo a alcanzarla antes de las internas del 17 de diciembre y fortalecer así a la ANR. La dupla oficialista viene realizando encuentros con los dirigentes de base.

En rueda de prensa reali­zada ayer en la plaza Maris­cal Estigarribia, de San Juan Bautista, Misiones, Peña comentó que la base de su campaña siempre ha sido transmitir seguridad a los correligionarios "no agre­diendo ni descalificando" a ningún contrincante. Sos­tuvo que así se minimizan los "daños políticos" que se cau­san durante este comienzo electoral y que luego afectan al pueblo paraguayo.

En este sentido, trajo a alu­sión, las posturas que han tomado desde el Poder Legis­lativo los propios correligio­narios, que sólo buscaron desacreditar al Gobierno rechazando que pueda avan­zar el acuerdo de la deuda de la Entidad Binacional Yacy­retá (EBY) con la Argentina.

"Estos son los mismos disi­dentes que han trancado o han impedido que el Gobierno haya podido avanzar rápida­mente en algunos proyectos legislativos, en donde encon­tramos en nuestros propios correligionarios una oposi­ción más férrea que la que tenía con los partidos de la oposición", sentenció.

Indicó que desde el sector del oficialismo, la formula presi­dencial se encargará de rever­tir esa actitud que sólo han cau­sado daños al Gobierno. "Yo encuentro esta armonía dentro de nuestro equipo y le exten­demos la mano a aquellos que hoy no están todavía con noso­tros, pero más que nada, aler­tando a nuestros correligiona­rios de que hay un temor de que algunos no quieren aceptar los resultados y trabajar por este proyecto", puntualizó.