El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el ministro de Relaciones Exteriores, Eladio Loizaga, conversaron ayer sobre la situación de Venezuela, principalmente respecto a los hechos registrados durante las movilizaciones de la oposición.

"Hemos abordado temas regionales, el más urgente, el más grave definitivamente desde hace bastante tiempo, y la que hemos advertido es la situación en Venezuela", señaló Almagro. Agregó que condenan "cada muerte y cada acto de violencia que hubo ayer, especialmente la actitud del régimen de armar a colectivos para que hagan tareas de represión sin control y fuera completamente de protocolos y de gestión de represión".

En este sentido, Almagro señaló que con la muerte de ciudadanos venezolanos, definitivamente la violencia "ha herido de muerte una vez a la democracia venezolana, la ruptura institucional que tiene ese país constituye la principal preocupación que tenemos".

Igualmente, el embajador indicó que urge la democratización de Venezuela la implementación de un gobierno legítimo para que el país vuelva a la paz. "Hoy tomamos las palabras que dijo ayer el presidente Maduro, elecciones generales lo antes posible, y ese es el camino para un gobierno legítimo en Venezuela, para la salida institucional de la crisis", sostuvo.

Almagro destacó además fuerte apoyo que recibe la Secretaría General de la OEA por parte de Paraguay, así como los resultados de la gestión de la OEA en nuestro país en diversos pilares de la organización, como el área de seguridad, acceso a derecho, equidad, desarrollo social, entre otros.