En su visita a Isla Pucú, dijo que la ANR se caracteriza por su vocación de lucha y servicio al pueblo. Sostiene que el partido colorado dará estabilidad y gobernabilidad al Paraguay. Instó a dejar de prometer y empezar a cumplir.

El candidato a la presidencia por la ANR, Mario Abdo Benítez, estuvo en Isla Pucú, departamento de Cordillera, reunido con dirigentes. Ratificó su compromiso con todos los dirigentes del partido colorado y la línea ideológica, filosófica y doctrinal. Resaltó que el coloradismo está comprometido socialmente con el bienestar del pueblo.

“Ignacio A. Pane decía que el Paraguay no necesita un partido socialista, porque el gran compromiso social- cristiano lo tiene el coloradismo en su acta fundacional”, resaltó. Destacó que el coloradismo es el partido que siempre priorizó el bienestar y el desarrollo del pueblo con un Estado presente en toda la República, construyendo empresas públicas sin fines de lucro".

Marito y el presidente Cartes intercambiando comentarios. Foto: Christian Meza.
Marito y el presidente Cartes intercambiando comentarios. Foto: Christian Meza.

“Repasemos los años del coloradismo en el poder y sus obras. Hagamos una reflexión sobre el protagonismo del coloradismo. Con todas nuestras deudas históricas, fue el partido que generó estabilidad”, enfatizó.

Subrayó las virtudes del coloradismo, en cuanto a la unión que los caracteriza y la carencia de rencores. “Los colorados no tenemos rencores. Nosotros tenemos vocación de lucha y servicio hacia nuestro pueblo. Creemos que somos los que podemos traer estabilidad y gobernabilidad en el Paraguay”, aseveró.

Desafíos

Haciendo alusión a la frase “Con las piedras que me tiran construyo mi imperio”, del mismo modo, Mario Abdo Benítez, aseguró que recogerán las piedras para construir los cimientos de un nuevo Paraguay.

Dirigentes de la A.N.R (Asociación Nacional Republicana). Foto: Christian Meza.
Dirigentes de la A.N.R (Asociación Nacional Republicana). Foto: Christian Meza.

“En este proceso electoral vamos a recibir muchas piedras porque están desesperados nuestros adversarios. Nosotros vamos a recoger esa piedra y no vamos a contestar. Vamos a utilizar para un nuevo cimiento para construir un nuevo Paraguay reconciliado entre todos”, aseguró.

Por otro lado, expresó que el desafío principal es profundizar un modelo más equitativo, donde los jóvenes tengan trabajo, fortalecer y recuperar la pequeña agricultura familiar. Además, puntualizó en la realización de una “revolución educativa en el Paraguay, para que los jóvenes tengan lo más sagrado que es el conocimiento”. “Solo con la educación y el conocimiento uno se hace libre”, mencionó. Por último instó a dejar de prometer y empezar a cumplir.

Marito en Cordillera. Foto: Christian Meza.
Marito en Cordillera. Foto: Christian Meza.