En busca de esclarecer el caso de la muerte del joven dirigente del PLRA, Rodrigo Quintana, ocurrida el 31 de marzo del 2017, finalmente la fiscalía podrá acceder al cruce de llamadas suscitadas en la fecha.

Recordemos que en principio, desde la firma Tigo informaron que los registros de llamadas se pierden luego de seis meses, salvo un pedido previo. Tras la negativa al juez penal de garantías, Dr. Alcides Corbeta por parte del gerente de asuntos legales de la empresa telefónica, Miguel Almada; finalmente, el mismo confirmó a la 780 AM que se pueden recuperar esas comunicaciones.

Almada explicó que por resolución de la Conatel, “todas las operadoras están obligadas a guardar el detalle de las llamadas de sus clientes por un plazo de seis meses, y que cumplido ese tiempo el propio sistema se encarga de eliminar esos datos”. No obstante, dijo que para acceder a estos datos se requiere de orden judicial.

Documento.
Documento.

Por consiguiente, se procedió a la solicitud del orden de allanamiento remitida por la Dra. Teresa Rojas, prevista para este lunes 15 de enero. Almada mencionó a la 780AM, que se reunió con la agente del Ministerio Público, de modo a poder dilucidar el motivo que desencadenó el trágico final de Rodrigo Quintana, mediante el acceso al cruce de llamadas de 18 teléfonos solicitados, efectuadas entre el 31 de marzo y el 1 de abril.

Este lunes, podrán verificar los registros que se necesiten para continuar con la investigación y saber quién ordenó el operativo policial en la sede del Partido Liberal Radical Auténtico, el pasado 31 de marzo, donde Quintana fue asesinado. “La fiscala tendrá a disposición todo lo requerido, le entregaremos en un CD los datos para que puedan agregarse a la carpeta de investigación”, precisó el asesor legal de Tigo.