El ministro de la Secretaría del Ambiente (Seam), Rolando de Barros Barreto, mencionó que la mortandad de peces de las localidades bañadas por los ríos Paraguay y Paraná no se debe a la existencia de productos químicos en sus aguas. "Esto se debe a la gran cantidad de precipitaciones que tuvimos en los últimos días, con estas vinieron los arrastres de materias orgánicas, residuos sólidos que impactan en el río Paraguay y que también generan movimiento de suelo. Todo esto saca oxígeno a los peces", sostuvo el secretario de Estado.

De Barros descartó la presencia de productos químicos en las aguas de los ríos Paraguay y Paraná, afirmando que la Seam se encuentra monitoreando de manera permanente los departamentos de Ñeembucú (Villa Oliva) y San Pedro (Puerto Antequera), donde se registró el conflicto. En los ríos se pudieron observar diversas variedades de pescados, como el surubí, dorado, rayas, entre otras.

"No hay productos químicos, estamos haciendo un monitoreo permanente en todo el territorio paraguayo, justamente para descartar cualquier tipo de contaminación. La Secretaría del Ambiente sigue haciendo monitoreo en los lugares de mayor mortandad de peces", mencionó.